Menu
RSS

Consulta del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

  • Escrito por Daniel Avila Ruiz
Dar Voz
La consulta sobre la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que fue anunciada por Andrés Manuel López Obrador, se convirtió en un tema mediático
a escala nacional. Se trata un tema con posturas a favor y en contra. Pese a la idea de que sean las personas que elijan si se debe construir o no, también están los criterios de ingenieros, pilotos aviadores, expertos en aeronáutica o arquitectos que deben ser tomados en cuenta.
Si bien en un ejercicio de gobierno abierto es necesario escuchar todas las voces, también la seguridad cobra una importancia estratégica. En ese sentido, el Colegio de Pilotos Aviadores de México expresó que el número de operaciones registradas en el actual aeropuerto es cercano a 450 mil por año, lo cual es el máximo que se podría permitir, dicha cifra promediaría mil 232 arribos y despegues diarios; es decir, prácticamente un avión diferente está en pista cada minuto con diez segundos.
Dichos datos son preocupantes si tomamos en cuenta que, de acuerdo con ese Colegio, en los próximos años aumentarán las demandas de vuelos procedentes y con destino a la Ciudad de México. El aumento será de 4.9% en promedio anual, por lo que la actual infraestructura sería obsoleta y no solucionaría el problema de la movilidad aérea.
Un problema que se debe subsanar en la actual construcción (que cuenta con un avance de 30%) es la transparencia y rendición de cuentas, a fin de que las licitaciones que se realizaron no hayan sido objeto de actos de corrupción. 
Por otra parte, en caso de que no haya presupuesto, se puede continuar con la obra, concesionando el nuevo aeropuerto o recurriendo a asociaciones público–privadas y así evitar pagos millonarios por una eventual cancelación, los cuales serían subsanados con recursos públicos.
Otro tema por analizar es el equilibrio ecológico, en especial, la recuperación de mantos freáticos, riesgos de hundimientos y tránsito de aves migratorias -que son un riesgo para las operaciones aéreas-, por lo que es indispensable mayor transparencia y acceso a la información para disipar dudas.
Pese a las críticas es evidente que el actual aeropuerto está rebasado, por lo que es necesario adoptar soluciones viables a futuro para solventar las necesidades de la población. De hecho, es indispensable la inversión en infraestructuras como autopistas, puertos, ferrocarriles y terminales aéreas.
Finalmente, existen dudas sobre la mencionada consulta ciudadana que los mexicanos aún desconocemos, por ejemplo, ¿a quién se le preguntará sobre la viabilidad del nuevo aeropuerto? ¿será el Instituto Nacional Electoral (INE) quién realice la consulta? ¿cómo se va a financiar la consulta? ¿qué intereses económicos, políticos y sociales están de por medio? La población requiere respuestas a fin de enriquecer la calidad de la opinión pública mediante un efectivo esquema de participación y rendición de cuentas.    
*Senador por Yucatán. Presidente de la Comisión de Reforma Agraria, Secretario del Comité Directivo del Instituto Belisario Domínguez y la Comisión Bicameral del Canal del Congreso e integrante de las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Turismo, Juventud y Deporte.