Menu
RSS

Niños migrantes

 darvoz

El drama de los niños migrantes se ha convertido en un problema creciente al que urge ponerle la máxima atención.

El Boletín Estadístico del Instituto Nacional de Migración (INM), revela que de 2010 a 2014 (hasta mayo), han sido repatriados a nuestro país 77,364 niños mexicanos menores de 18 años, de los cuales 59, 013 lo han hecho sin compañía.

La gran mayoría (80.8%, hasta mayo de este año) son adolescentes de 12 a 17 años.

Esos niños, en lugar de estar bajo el cobijo de sus hogares y asistiendo a la escuela, viajan solos y corren peligros inimaginables con policías, bandas criminales y polleros, con el deseo escapar de las garras de la violencia y el crimen, de reunificarse con su familia o encontrar las oportunidades que no tienen en sus lugares de origen.

Por otro lado, entre 2010 y mayo de 2014, han llegado a México 31,529 niños menores de 18 años de otros países, de los cuales 19,562 lo han hecho sin compañía.

En 2013 México deportó a 8,577 niños, niñas y adolescentes centroamericanos, de los cuales 5,653 fueron no acompañados, y que a la altura de mayo de este año ya llevamos 8,007 niños, de los cuales 4,230 viajan solos.

De el Salvador se anotaron 123 casos, más que los 56 que se presentaron en todo 2013, lo que significa un crecimiento de 119.64%

En el caso de Guatemala sólo enero a mayo de 2014 se registraron 79, por encima de los 27 de todo 2013, lo que significa un incremento de 192.59%

De Honduras se dieron 480 casos de enero a mayo de 2014, más que los 78 que se registraron en 2013, un incremento de 515.38%.

Hace pocos días, el Pleno de la Comisión Permanente aprobó la creación de un grupo plural de legisladores que se aboque a darle atención y seguimiento a la problemática de las niñas y niños migrantes que transitan por territorio mexicano e ingresan a los Estados Unidos de América.

Se pretende con ello establecer un diálogo periódico entre las instancias involucradas en la atención y protección de los menores migrantes, ya que debe prevalecer el interés superior de la niñez por encima de toda política migratoria.

El problema de la inseguridad de los niños migrantes no es nuevo, pero se ha agudizado en los últimos años y constituye parte central de los temas humanitarios en todo el mundo.

Se requiere que los países implicados, mantengan una relación de cooperación cercana y sean eficientes para lograr coordinadamente, repatriaciones ordenadas, poniendo al centro los procesos de reunificación familiar, pero sobre todo el interés superior de los y las menores.

* Senador por Yucatán. Secretario de las comisiones de Juventud y Deporte, de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico y del Instituto Belisario Domínguez; integrante de las comisiones de Turismo, Reforma Agraria y Bicamaral del Canal del Congreso.