Menu
RSS

Posicionamiento de México en materia de Política Exterior

desdeobservatorio

El mundo enfrenta hoy nuevos paradigmas en la geopolítica internacional, que aunados a los vertiginosos cambios en materia tecnológica y científica de las últimas dos décadas, obligan a nuestro país a ser mucho más activo en el aprovechamiento de las nuevas oportunidades que se presentan en el escenario internacional.

En la residencia oficial de Los Pinos, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dio a conocer el lunes pasado el pronunciamiento de nuestro país en materia de política exterior, así como los principios y objetivos que guiarán las negociaciones que México emprenderá con la nueva administración de la Unión Americana.

Ante representantes de los tres poderes de la federación, del sector empresarial y laboral, y de organizaciones ciudadanas, el Presidente expresó que la política exterior de nuestro país emana de los principios establecidos en nuestra Constitución Política y busca contribuir a su desarrollo.

Se basa en dos ejes fundamentales: lograr una presencia viva de México en el escenario internacional, y posicionar nuestros productos y manufacturas en la economía global.

Uno de los grandes desafíos de México en el plazo inmediato es la incógnita que representa el inicio de la nueva administración de Estados Unidos, país con el que nos une una relación de encuentros y desencuentros a lo largo de nuestra historia. Construir una nueva etapa de articulación de intereses entre ambos países, nos obliga, como expresó el Presidente, a “tener bien definidos los principios que nos guiarán y los objetivos que perseguiremos”, teniendo como premisa “la protección de los mexicanos, dentro y fuera del país”.

El Primer Mandatario estableció cinco principios que guiarán las negociaciones de nuestro país con el nuevo gobierno estadounidense: 1. El diálogo se sustentará en la soberanía de ambas naciones. 2. Respeto al marco jurídico mexicano y estadounidense. 3. Negociación ganar-ganar, creativa y abierta a soluciones novedosas y pragmáticas. 4. Lograr una mayor integración económica entre Canadá, Estados Unidos y México. 5. Negociación integral en la que todos los temas de la relación bilateral se analicen: comercio, migración, seguridad, terrorismo y tráfico ilegal de drogas, armas y recursos ilícitos.

Los objetivos a alcanzar en las negociaciones se resumen en los siguientes diez puntos 1. Respeto a los derechos de los migrantes mexicanos. 2. Repatriación coordinada de mexicanos indocumentados. 3. Responsabilidad compartida en el desarrollo de Centroamérica. 4. Asegurar el libre flujo de remesas. 5. Detener el ingreso ilegal de armas y de dinero ilícito a nuestro país. 6. Fortalecer la competitividad de Norteamérica y sus cadenas de suministro sobre una base del libre comercio. 7. Modernizar el marco comercial de América del Norte incluyendo nuevos sectores como telecomunicaciones, energía y comercio electrónico. 8. Mejores salarios para los trabajadores mexicanos. 9. Proteger el flujo de inversiones hacia México, y 10. Trabajar por una frontera que una y no divida.

El Presidente enfatizó que nuestra relación bilateral y nuestra frontera deben ser espacios de convivencia armónica, seguros, prósperos y de desarrollo compartido.

Los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, y de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, viajaron a Washington, D. C. para dar inicio a los trabajos de negociación con cinco funcionarios de alto nivel de la Casa Blanca. Principia así una nueva era en la relación bilateral con Estados Unidos, de la que a pesar de los entornos adversos nuestra Nación saldrá fortalecida.

 

 http://fidelherrera.blogspot.mx

@FidelHerrera