Logo

El Ministerio del Magisterio

editorial

Después de más de 100 días de paro, la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ha decidido retomar las clases en esa entidad: Oaxaca, con lo que da un paso gigante, no solo en la solución del conflicto sino en la concepción de los “métodos de lucha” a los que nos tiene acostumbrados.

Con retraso pero finalmente los niños de aquel estado podrán iniciar su curso, que con dos semanas de retraso, finalmente comienza.

Es la “protesta inteligente” advertimos en El Punto Crítico esa que hace más ruido, es más visible y recibe menos rechazo.

Los mentores señalan que regresarán de forma masiva a las aulas y que otra parte seguirá en movilizaciones y una más cohesionado el “movimiento en todo el país”.

Deseamos que los contenidos que enseñarán a los niños estén actualizados, para que los menores reciban una educación de calidad.

La tribuna que representa el colegio para los profesores, no debe desperdiciarse, desde ahí pueden cumplir su función de politizar, pero sobretodo la de educar.

Entender la política como la discusión de las cosas públicas más allá de la “partidización”, por eso no es negativo que los mentores discutan los temas de interés público con padres de familia y alumnos.

Lo lamentable es la sobre ideologización de las zonas escolares, esa que le ha hecho mucho daño a regiones completas, ya que dogmatiza “la lucha social” y no soluciona problemas de fondo, ni educa a los niños para el cambio, si no para “las movilizaciones”.

Politizar y formar no están peleados.

Ahora bien, antes que todo, los maestros deben educar y dotar a los niños de las herramientas básicas del conocimiento. Es sabido que si los estudiantes de nivel básico hacen una buena primaria y secundaria podrán enfrentar con más herramientas el nivel medio y superior.

Ante todo, el magisterio debe cumplir con su ministerio de educar y formar a ese nuevo individuo que debe cambiar a este país. Para que esto suceda, las aulas deben estar abiertas.

Enterprise Multiconsulting México, S.A. de C.V.