Menu
RSS

Gabinete: Dos rutas

editorial

Los cambios anunciados el día de ayer por el Ejecutivo Federal de cara al cierre de su administración corren por dos vertientes.

La primera de ellas, es la económica, el relevo de José Antonio Meade por Luis Videgaray, le da certeza y tranquilidad a los mercados.

Es arriesgada, ya que se da un día antes de la presentación del Presupuesto 2017, en el que se prevé un recorte, el más duro de este sexenio.

Se podrá especular las razones del relevo de Videgaray, lo cierto es que ya no está, ni él ni dos de sus más cercanos colaboradores en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, debemos esperar en los próximos días el nombramiento de titular del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y del Subsecretario de Hacienda.

Por otra parte, está el tema de política social, en la que se inserta Luis Enrique Miranda Nava, experimentado político mexiquense y cercano al grupo del Ejecutivo.

Es un operador nato en materia electoral, más que especialista en asuntos de desarrollo social, ayudó al grupo gobernante a ganar las elecciones locales (del Estado de México) de 2009 y 2011, preámbulo de la presidencia que hoy detentan.

Con la decisión de nombrarlo como nuevo Secretario de Desarrollo Social, el equipo compacto del Ejecutivo cierra filas y se prepara para las elecciones de 2017 y 2018.

La oposición en vez de estar abusando de recursos retóricos para criticar las medidas, debe reconocer que el Primer Círculo Presidencial se está recomponiendo y estar alerta al destino de los recursos públicos destinados en materia social.

Es momento de que PAN, PRD y MORENA redoblen esfuerzos en la vigilancia de los programas sociales, que si bien deben ayudar a combatir pobreza y desigualdad, no deben tener un matiz electorero. Es una tentación, ojalá no suceda.

El Presidente mueve sus piezas en un momento de crisis en su gabinete, quizá le falten dos o tres movimientos más, los hará, están en sus potestad.