Logo

Reforma Educativa ahora deberá reflejar resultados

A la par de la detención de la profesora Elba Esther Gordillo, que ha acaparado la atención –pues no es caso menor– lejos de los tintes políticos intrínsecamente al del caso, sumado a la reunión de carácter urgente que sostuvo el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, con gobernadores y el Jefe de Gobierno del DF, para cerrar filas en torno al caso de la maestra. Y es que es momento de hacer crecer el sistema educativo, pues hoy, pese a la captura de la líder chiapaneca, ahí amanecieron los rezagos de siempre, las escuelas de siempre y los mismos maestros poco preparados de toda la vida.

En este rubro las principales fuerzas políticas celebraron que de una vez por todas se haya logrado la promulgación de la Reforma Educativa, en tanto Movimiento Ciudadano refrendó su oposición y señaló que estarán vigilantes en la discusión de la legislación secundaria y se cumpla a cabalidad.

Para los que la impulsaron reiteraron que “correrán los riesgos que tenga que correr”, para que en la Ley secundaria se garantice la calidad de la educación. Hay que esperar que las diferencias personales no se encuentren por encima del interés general de la educación, y que no se detengan las medidas para mejorar la educación pública, por lo que consideró que se deben resolver las diferencias entre ambas partes.

No hay que buscarle más: el mensaje que pronunció el titular de la Secretaría de Educación Púbica, Emilio Chuayffet Chemor, tiene un destinatario directo y este es la profesora Elba Esther Gordillo, dirigente vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Planteó que no se permitirán chantajes y que la Reforma Educativa va, y que, además, no hay marcha atrás en este tema que es de suma trascendencia para nuestra nación.

Y por si hubiere duda alguna, en su mensaje ante el presidente Enrique Peña Nieto y los representantes de las principales fuerzas políticas del país, entre otros personajes, el funcionario puntualizó que el Estado seguirá manteniendo la rectoría sobre la educación en México. Por cierto, no extrañó –en su momento– no ver durante el acto denominado Promulgación de la Reforma Constitucional en Materia Educativa, en Palacio Nacional, a la profesora Elba Esther Gordillo, a pesar de haber sido invitada como representante del magisterio nacional al evento.

Pues bien, la dirigente nacional vitalicia del SNTE se desgañitó en las últimas semanas en múltiples ocasiones criticando la Reforma Educativa, en cuya elaboración no se le tomó en cuenta, lo que ocasionó enojo y que lanzara acusaciones contra la Secretaría de Educación y su titular.

Lo que pretende ignorar la profesora rural, es que el secretario Emilio Chuayffet Chemor tiene todo el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto, y que precisamente fue colocado en ese puesto para contrarrestar las presiones a los que tiene acostumbrados a los titulares de esa dependencia. Así sucedió en el sexenio de Vicente Fox Quesada y de Felipe Calderón Hinojosa, donde mangoneó a sus anchas en la SEP e, incluso, se dio el lujo de colocar en puestos clave de esas oficinas a varios de su familiares, como es el caso de su yerno, que ocupó una subsecretaría.

Y en esto no hay ningún secreto, ya que la misma profesora lo comentaba a los cuatro vientos, incluida una entrevista televisiva reciente donde presumió sus buenas relaciones con algunos ex mandatarios de la nación. Lo cierto es que la educación en nuestro país no es lo que se desea y que muestra un rezago de muchos años, lo que deriva también en que nuestros hijos no aprendan lo que se necesita en estos momentos en que la globalización ya nos alcanzó, y se requiere estar a nivel de muchos otros países.

En su mismo discurso de ayer, el secretario de Educación Pública señaló que no se trata de buscar responsables, de culpar a los profesores de esta situación, sino de buscarle remedio al problema y lograr que México alcance una educación de calidad acorde a los tiempos actuales y que nos haga más competitivos. De eso, subrayó, se trata la evaluación magisterial, de entender qué funciona y qué no, y no, como se asegura por ahí, poner en ridículo a los maestros. Esta es una mentira inventada para tratar de desprestigiar la Reforma Educativa, como también es una mentira que se quiera privatizar a la educación.

Ya lo había anticipado Chuayffet con ese mensaje un día antes de la captura, no aceptarían más chantajes en temas educativos de nuestro país y, con las reservas del caso, esperando que esto no se quede en una victoria más de, él ahora secretario de educación pública ante la profesora, así fue.

Enterprise Multiconsulting México, S.A. de C.V.