Menu
RSS

Becario Conacyt estudia fósil del Jurásico

  • Escrito por Armando Bonilla
web-66 fosil
Ciudad de México. 22 de octubre de 2018 - En julio de 2018, a través de Nature Communications se reportó el hallazgo de un nuevo fósil de dinosaurio —
descubierto en China en 2008— llamado Lingwulong shenqi, el 'asombroso dragón Lingwu'. El descubrimiento fue de gran impacto debido a que se trata del miembro más antiguo de su grupo y el primero encontrado en Asia.
Los restos pertenecen a un neosaurópodo, una de las especies más conocidas por su gran tamaño, así como por la longitud de su cuello y cola. Hasta antes de ese descubrimiento se pensaba que esos dinosaurios no vivieron en Asia durante el Jurásico temprano, pero tras el hallazgo, esa hipótesis pierde validez y ahora se cree que habitaron esa región antes de la separación de Pangea.
 
Eso implica —según el equipo de expertos paleontólogos que protagonizó el descubrimiento— reescribir la historia sobre el paso de los dinosaurios por la Tierra y también la de Pangea y su separación en los continentes como los conocemos actualmente. Para revelar el hallazgo y sus implicaciones, el trabajo previo fue de gran importancia y en él participó el joven mexicano Omar Rafael Regalado Fernández, quien ayuda a realizar la descripción anatómica del ejemplar.
La Agencia Informativa Conacyt entrevistó en exclusiva al joven investigador que actualmente realiza un doctorado en el University College de Londres. Fue ahí precisamente donde sus asesores Paul Upchurch, Paul Barrett y Phil Mannion, quienes participaron en la excavación del fósil, lo invitaron a involucrarse en el proyecto de manera paralela a su doctorado.
“Fui invitado a participar porque Lingwulong shenqi entra en el límite de edad —Jurásico medio— de los dinosaurios que estudio como parte de mi proyecto doctoral —evolución de la locomoción en prosaurópodos en el Triásico tardío y Jurásico temprano— y donde trato de entender cómo ocurrieron las diferentes adaptaciones morfológicas de los dinosaurios a lo largo de la historia”.
El becario del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) dijo que tras viajar al lugar —en 2016— donde fue encontrado el fósil y estudiar los restos, concluyó que pertenecía a un grupo más moderno de lo que en ese momento se pensaba y con base en esos resultados, el equipo de investigación planteó las nuevas hipótesis sobre la estructura que tenía Pangea y, sobre todo, en qué momento cambió.
“Lo que hice durante mi estancia en el lugar de la excavación fue tomar nota de todas las características anatómicas del dinosaurio, básicamente me dediqué a registrar su anatomía, y ahora lo que sigue es realizar la descripción formal del fósil encontrado y de todos sus componentes para identificar el lugar que ocupa en la historia evolutiva de los dinosaurios y entender también la distribución que tenía Pangea en ese tiempo”.