Menu
RSS

Niños del Pedregal de Santo Domingo exhiben desde las artes plásticas, la historia de su colonia.

  • Escrito por Redacción El Punto Crítico
web-63-SantoDomingo
Ciudad de México. 24 de agosto 2018,  Desde el corazón del llamado “Coyoacán negro” es narrada la construcción de una cultura urbana a través del arte, gracias a
la mirada de sus habitantes más pequeños Niños del barrio Pedregal de Santo Domingo en la delegación Coyoacán recuperan la memoria de su colonia y narran a través de las artes plásticas sus transformaciones, desde la ocupación de los terrenos en 1971 hasta las dinámicas del presente, en la exposición “Historia del Pedregal de Santo Domingo”, que se exhibe desde el martes 14 de agosto en los patios del Museo Nacional de Culturas Populares.
Este proyecto, apoyado por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura, es impulsado por el primer espacio cultural de Santo Domingo: el Centro de Artes y Oficios Escuelita Emiliano Zapata, construido por los colonos hace más de dos décadas a iniciativa de Fernando Díaz Enciso, coordinador de este recinto cultural, artístico y social ubicado en el corazón del llamado “Coyoacán negro” de la Ciudad de México.
La historia de la invasión de los predios por parte de los pobladores hace casi 47 años, la construcción de sus viviendas, sus calles y escuelas; así como el reclamo a los gobiernos de entonces para disponer de servicios públicos inspiraron este proyecto artístico.
La exposición se compone de dibujos creados hace más de cuatro décadas por Juvenal, un niño de 12 años de edad que plasmó la historia del barrio durante sus primeros 14 años de vida. Además, como resultado del taller de pintura que impartió el maestro Jorge Rello Espinosa, alrededor de una treintena de niños de entre 7 y 14 años, capturaron en 8 murales de tela la transformación y actualidad de esta colonia.
“Es muy importante la interacción entre todos los que hacemos la comunidad. Aquí en el Centro de Artes y Oficios las puertas están abiertas a todas las manifestaciones artísticas, culturales y sociales. Los niños de la colonia son muy libres, viven las contradicciones de esta ciudad, de este barrio, pero participan mucho. Aquí, al aprender a pintar, tocar algún instrumento, bailar y dialogar con sus maestros, experimentan la cultura y el arte, son parte de su vida cotidiana”, señaló Díaz Enciso.
Nacido en una zona que resultó de la erupción del volcán Xitle, Santo Domingo surgió en medio de una ocupación y luego de una implacable lucha por el reparto de terrenos. Se edificó con la faena a “pico y pala” de más de 100 mil personas provenientes de zonas aledañas y entidades del país como Guanajuato, Guerrero, Michoacán y Oaxaca, quienes migraron a la Ciudad de México para trabajar.
Los desafíos por hacer de Santo Domingo un nuevo lugar para vivir y hacer convivir las diferentes expresiones culturales, costumbres y tradiciones de sus recientes moradores se logró gracias al trabajo en comunidad, organización y un nuevo sentido de pertenencia e identidad en una región cubierta por piedra volcánica, lodazales y víboras. En medio de todo y con todos se formó una nueva cultura urbana.
Aunque la violencia y el tráfico de drogas han irrumpido algunas zonas de esta colonia del sur de la ciudad, el Centro de Artes y Oficios continúa en su lucha para fungir como un oasis de la cultura, la convivencia social y un instrumento para reconstruir el tejido social del entorno a través del arte. Y esta exposición es prueba de ello.
Después de su estancia en el Museo Nacional de Culturas Populares, la exposición, visitará otros espacios y en septiembre se instalará en la Escuela de Artes y Oficios Escuelita Emiliano Zapata para celebrar el 47 aniversario de la colonia.
La muestra “Historia del Pedregal de Santo Domingo” se exhibirá hasta el domingo 26 de agosto en los patios del Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Hidalgo 189, col. Del Carmen, Delegación Coyoacán, Ciudad de México. La entrada es libre.