Menu
RSS

Les hacen la Diablura a los Santos

  • Escrito por Eduardo Cortés Bonilla

dep1

Al Toluca le sigue pesando jugar como local a mediodía en este Apertura 2013, ahora rescataron el empate a dos goles en los últimos minutos ante Santos en un juego que ganaban y tenían controlado desde la primera parte, pero los laguneros resurgieron y los puso en aprietos.

Desde el inicio del partido, el cuadro dirigido por José Cardozo era dueño de la pelota y de las acciones de peligro por lo que solo tardaron trece minutos en abrir el marcador por conducto de Carlos Esquivel con un golazo.

El tanto de los escarlatas los hizo más peligrosos frente al arco de Oswaldo Sánchez, quien sufrió de más para que la ventaja no aumentara, por lo que Pedro Caixinha tuvo que modificar su esquema metiendo a Javier Orozco y Darwin Quintero para tener un mayor poder en el ataque.

Para la segunda parte, Santos se adueñó de la pelota y comenzaron a bombardear el arco de Alfredo Talavera, quien mostró un gran nivel en más de una ocasión para salvar su valla, pero a los sesenta y seis minutos tuvo que sacar el balón de las redes tras la anotación del 'Chuletita' Orozco.

Con la igualada, el equipo de La Comarca siguió buscan la portería rival, pero Talavera estaba en plan de héroe sacando cada balón que se acercaba a su meta, por lo que tuvo que ser con un disparo de larga distancia por parte de Néstor Calderón que cayó la segunda diana de los albiverdes.

Todo estaba más que pintado para que Santos se llevara los tres puntos de Toluca, pero Edy Brambila sorprendió en los minutos finales con un tiro desde fuera del área para vencer a Oswaldo que en toda la segunda parte fue un espectador más del partido.

El momento crítico del encuentro fue durante los últimos segundos del partido cuando Paulo da Silva y Oribe Peralta chocaron y el zaguero de los choriceros comenzó a convulsionarse, pero la asistencia médica reaccionó a tiempo y el jugador pudo abandonar el campo por su propio pie.

Con este resultado el Toluca sigue sin ganar en casa, aunque tampoco ha perdido, pero la afición empieza a presionar a Cardozo, para que los resultados empiecen a darse jugando como locales.