Menu
RSS

Canadá responde a acusaciones de espionaje de Brasil

internacional-canada

Ottawa, Canadá. El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, intentó calmar la ira de Brasil por las sospechas de espionaje que pesan sobre Ottawa, rompiendo el silencio del gobierno canadiense al respecto.

La información sobre las actividades del Centro de la Seguridad de las Telecomunicaciones de Canadá (CSTC) "me preocupa mucho", declaró Harper al margen de la cumbre Asia-Pacífico que se lleva a cabo en la isla indonesia de Bali.

El lunes, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, había condenado duramente las prácticas de espionaje de Estados Unidos y Canadá tras revelaciones de la televisión de su país sobre casos de espionaje de las comunicaciones del Ministerio de Minas y Energía.

"La denuncia según la cual el Ministerio de Minas y Energía ha sido blanco de espionaje (de Canadá) confirma los móviles económicos y estratégicos de estos hechos", afirmó el lunes la presidenta, estimando "urgente que Estados Unidos y sus aliados pongan fin a estas acciones de espionaje de una vez por todas".

Por su parte, la presidenta brasileña Dilma Rousseff dijo que su par estadounidense Barack Obama no creó las condiciones para que realizara su visita de Estado a Washington debido a que no garantizó el cese del espionaje en Brasil.

En una entrevista con el canal SBT, grabada el jueves pasado y transmitida el lunes de noche, Rousseff recordó la conversación con Obama en la que decidió aplazar el viaje previsto para el 23 de octubre.

"Le dije que Brasil quería, primero, disculpas por lo que pasó, y segundo, el compromiso de que no se repetiría. Como no se sintió en condiciones para garantizar esto, porque dijo que Brasil no era el único afectado, le dije que no tenía condiciones políticas para realizar una visita de jefe de Estado", recordó.