Logo

Senadoras y diputadas salientes y electas resaltan y fijan retos para continuar avanzando en la igualdad de género

web-41-mujeres-senado
En el evento denominado “Pase de estafeta. Logros y desafíos para la Igualdad Sustantiva”, organizado por la Comisión para la Igualdad de Género, el
legislador resaltó que en las dos Legislaturas se aprobaron 40 reformas en materia de género, se fortaleció el Instituto Nacional de las Mujeres, se avanzó en la igualdad formal y se impulsaron los Refugios para Víctimas de Violencia y la armonización del tipo penal de feminicidio.
También se aprobó la integración paritaria de las candidaturas al Congreso, por lo que se seguirá avanzando hacia una integración 50-50. El nuevo Congreso, agregó, está casi 50-50; 65 hombres y 63 mujeres en la Cámara Alta, y en la Cámara de Diputados, 243 mujeres y 256 hombres.
En el Senado, agregó, se creó el reconocimiento Elvia Carrillo Puerto para las mujeres mexicanas destacadas en la lucha social, cultural, política y económica, en favor de los derechos humanos de las mujeres para lograr una igualdad de género; nos unimos al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujeres, a los 16 días de activismo contra la violencia de género, y se creó la Unidad de Género.
Cordero Arroyo recomendó a las diputadas electas a enfocarse y hacer presupuestos fuertes, sensibles y que tengan perspectiva de género, que sean auditables, que sean evaluables y que les puedan ir reportando los avances cada trimestre en los informes que hace la Secretaría de Hacienda, lo que fortalecerá la agenda por la que se ha trabajado y “que me da mucho orgullo haber sido parte, aunque en pequeños episodios”.
La senadora Angélica de la Peña Gómez, del PRD, señaló que todas las leyes, aunque no fueron dictaminadas por la Comisión, se les inscribió la perspectiva de género, planteada de manera transversal junto con los principios rectores de los derechos de las mujeres, igualdad sustantiva y del interés superior de la niñez.
Se pronunció porque a la Unidad de Género del Senado se le cuide como “a la niña de sus ojos”, que se reconozca todo lo que plantea, la expertise que debe caracterizarla. “No lo trastoquen, no permitan que se trastoque sino que cumpla su función”, agregó.
Dijo que falta revisar la alerta de violencia de género, órdenes de protección emergentes y preventivas, el banco nacional de datos de violencia contra las mujeres y el diagnóstico de violencia a nivel nacional; así como impulsar reformas sobre violencia política, y lo relativo a nombramientos de mujeres para garantizar la igualdad, cuotas en el sector empresarial.
La senadora Pilar Ortega Martínez precisó que se debe celebrar la representación histórica de las mujeres en el próximo Congreso. Se debe hacer valer y reflejar no solo en cantidad sino en calidad y, pidió que las mujeres estén representadas en los espacios de toma de decisión.
Reconoció la apertura del Senado para dar paso al principio de paridad, ahora establecido en la Constitución y necesario para México, que finalmente se ve reflejado en los números que hoy se presentan.
Entre los pendientes, destacó temas como la violencia política, la consolidación de una mejor reforma electoral y el acceso a la educación, la violencia obstétrica, el acceso de las mujeres a la toma de decisiones políticas y a decidir sobre un nuevo modelo de democracia participativa, activa y firme de las mujeres, así como una reforma en materia laboral.
La senadora del PAN, Marcela Torres Peimbert, dijo que es fundamental que se impulse una causa común que permita definir una agenda con los temas que debe impulsar el Legislativo en materia de igualdad en el ingreso económico, acceso al mercado laboral, educación continua, así como poner un freno a los feminicidios en el país.
 
Aseguró que para las legisladoras electas se les viene una lucha para estar paritariamente al frente de las comisiones, sobre todo, en las que son estratégicas, “por lo que es necesario empoderar a las nuevas generaciones, para que poco a poco abran más lugares en los espacios de decisión”.
 
La senadora del PRI, Margarita Flores Sánchez, expresó que es necesario dar seguimiento puntual a la violencia política de género, a la salud, educación y trabajo, con un enfoque incluyente, pensando en las mujeres del campo, indígenas, madres solteras o quienes tienen alguna discapacidad.
 
“Las mujeres están listas para trabajar por las siguientes generaciones porque en la medida que avancemos y nos empoderemos, el país avanzará y crecerá, ya que en este tema no hay colores, sino unidad”, apuntó.
Gloria Ramírez Hernández, galardonada con el reconocimiento Elvia Carrillo Puerto, manifestó que es necesario garantizar todos los derechos para las mujeres en todos los estados y en todas las regiones del país.
 
Afirmó que se tienen muchos retos por delante, pero que el principal es terminar con la violencia de género, “no olviden siempre caminar de la mano con aquellas voces jóvenes, mujeres indígenas, movimiento LGBT, quienes levantan la voz y piden escucharlas”.
Luis Raúl González Pérez, presidente Comisión Nacional de los Derechos Humanos, señaló que en México y en el mundo las mujeres están en situación de desventaja frente a los hombres, obstaculizando su ejercicio pleno de derechos.
Para que haya igualdad sustantiva, añadió, es necesario generar condiciones para que las mujeres hagan efectivos sus derechos, situándose en el terreno de las prácticas y la igualdad de oportunidades. Coincidió con los temas pendientes, entre los que destacó la trata de personas, la desaparición forzada, atención a víctimas, tortura, igualdad sustantiva, ciberacoso y despenalización del aborto, entre otros.
Por su parte, Marcela Eternod Aramburu, secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, precisó que hay una lista de pendientes legislativos de mayor trascendencia, pero que las nuevas integrantes del Congreso sabrán de la responsabilidad que tienen para consolidar y avanzar en esta agenda.
Queremos que el nuevo gobierno y la nueva Legislatura enfrente la impunidad y corrupción, pero sobre todo la omisión y la indiferencia de no hacer lo que tiene que hacer; que enfrente clara y directamente la construcción de una cultura de paz y de una civilidad para el desarrollo. La nueva Legislatura debe lograr que el presupuesto tenga como centro a las personas y sobre todo a las mujeres y niñas, acotó.
La senadora sin partido, Martha Tagle Martínez, propuso organizar una bancada de mujeres y que se defina una agenda en la que se consensen mecanismos internos de difusión, una meta conjunta para que en la siguiente legislatura se entreguen buenas cuentas y pasando la estafeta a quienes vienen detrás.
Luis Castro Obregón, presidente Nacional de Nueva Alianza, subrayó que se han conquistado espacios, y ahora se tiene que ejercer espacios para feminizar el Congreso. Con este pase de estafeta se corresponsabiliza y se deja mucho trabajo para no ceder un paso atrás y culminar con lo iniciado.
En el evento organizado por la Comisión para la Igualdad de Género, que preside la senadora Diva Gastélum Bajo, también participaron la diputada Guadalupe Almaguer Pardo, del PRD y Guadalupe Perea Santos, del PES; las diputadas electas Lilia Aguilar Gil, del PT; Beatriz Manrique Guevara, del PVEM, y Martha Lucía Mícher Camarena de Morena.
 
Asimismo, la magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Mónica Aralí Soto Fregoso; la consejera del Instituto Nacional Electoral, Dania Paola Ravel Cuevas, quienes manifestaron que desde su trinchera, cada mujer deben impulsar un frente común que permita el empoderamiento de las mujeres sin distingo de colores.
Enterprise Multiconsulting México, S.A. de C.V.