Menu
RSS

Crisis de desempleo en el DF

  • Escrito por Edmundo Olivares Alcalá

desempleo

Ante la falta de oportunidades, los más de 2.5 millones de jóvenes son vulnerables para la delincuencia, el narcotráfico y el consumo de drogas, por lo que se necesita crear empresas juveniles e incentivar a emprendedores que eleven la competitividad y promueva la generación de nuevos empleos.

Lo anterior fue señalado por el diputado del PAN, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Andrés Sánchez Miranda, y planteó la opción de sustituir o rediseñar la política de empleo actual del Distrito Federal, ante el desmedido avance en la tasa de desempleo juvenil que ha posicionado a la capital al nivel de las entidades que tienen alto índice de jóvenes sin trabajo.

La propuesta del legislador va dirigida al titular de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE), del gobierno de la ciudad, Carlos Navarrete Ruiz, al considerar que las medidas aplicadas como lo son las ferias de empleo y la distribución de volantes, son buenas intenciones aunque hacen faltan más acciones que puedan controlar el problema de desempleo de fondo.

Informó que en México hay 961 mil 259 personas en edad de 20 y 29 años sin empleo, de los cuales, 121 mil 256 son capitalinos y representan el 12.6 por ciento; significa que “la ciudad de México se encuentra en una crisis de desempleo a un nivel histórico sin medidas inteligentes para neutralizar y reducir la problemática”.

El diputado Andrés Sánchez e integrante de la Comisión de Desarrollo Económico del órgano legislativo, precisó que la tasa de desempleo juvenil en nuestra capital es de 9.15 por ciento, ligeramente menor al promedio nacional, 11.13 por ciento.

Señaló que únicamente hay 23 mil 212 jóvenes recibiendo apoyos del Gobierno del Distrito Federal, es decir, sólo el 8.7 por ciento de los desempleados capitalinos, y son uno de cada 11 quienes gozan de beneficios económicos.

Ante ello, el diputado Andrés Sánchez exigió al secretario Carlos Navarrete tomar en cuenta su propuesta de ofrecer a los jóvenes un crédito para financiar sus proyectos o bien, buscar el apoyo de Micro y Pequeñas Empresas legalmente constituidas para fortalecer al espíritu del joven emprendedor en ideas innovadoras y con futuro empresarial.

Finalmente, propuso el financiamiento en masa o microfinanciamiento colectivo (ambos términos provenientes del término en inglés “crowdfunding”) como una nueva forma de levantamiento de capital para los emprendedores, y consiste en que las micro y pequeñas empresas colocan ofertas de inversión en sus organizaciones a través de portales de internet, de forma en que los individuos, utilizando tarjetas de crédito, débito y transferencias electrónicas, adquieran capital o pagos futuros en productos o servicios de estas empresas a cambio de pequeñas aportaciones.

Agregó que también existe la modalidad del apoyo en especie o en horas laborables. De esta forma, tanto las empresas como los microinversionistas ahorran el tiempo y los costos de los intermediarios. Han surgido páginas de internet de esta índole a escala mundial, canalizando importantes cantidades de recursos a pequeñas empresas y el ejemplo es se encuentra en el sitio www.kickstarter.com. En México se han replicado esfuerzos similares, como la página: www.fondeadora.mx

Por otro lado, el diputado Orlando Anaya, presidente de la Comisión de Juventud y Deporte en la ALDF, opinó que ante la falta de oportunidades, los más de 2.5 millones de jóvenes son vulnerables para la delincuencia, el narcotráfico y el consumo de drogas, se necesita crear empresas juveniles o emprendedores que eleven la competitividad y promueva la generación de nuevos empleos.

Añadió que, además de las consecuencias económicas a causa del desempleo, es necesario tomar en cuenta otras grandes problemáticas juveniles de gran importancia aunadas a este fenómeno como el deterioro de la salud emocional, desintegración familiar, inseguridad pública, migración y la proliferación del comercio informal, que a su vez genera otros grandes desafíos sociales como la violencia, por ello la importancia de aprobar la Ley de las y los Jóvenes del Distrito Federal, que contempla la articulación de políticas públicas integrales que den frente a una realidad compleja para las juventudes de la ciudad de México y de la sociedad en general.