Menu
RSS

Sagarpa debe Integrar un pacto productivo para el cacao

La Secretaria de Agricultura debe atender con carácter urgente la recomendación del Senado de la República,  consistente en fortalecer el Programa Nacional de Cacao,  y aplicarlo sobre las bases de un nuevo pacto productivo  que permita atender su problemática actual y garantizar su explotación rentable y sustentable a largo plazo, así lo afirmó Carlos Sandoval Miranda,  titular del Centro Multidisciplinario de Innovación Tecnológica.
Dijo que se requiere de un Pacto Productivo del Cacao con el Gobierno Federal, específicamente con la Sagarpa a fin de otorgar un conjunto de programas de apoyo a los pequeños y medianos productores de Cacao y hacer uso eficaz de los recursos  del Programa Especial Concurrente (PEC), de créditos blandos y fondos de financiamiento suficientes.
Especificó que se requiere también, resultados para la formación de capacidades, mejor infraestructura, reconversión, saneamiento y comercialización considerando la opinión de las organizaciones productivas.
Advirtió que lo anterior es debido a que no hay un programa de manejo integral que retome, fortalezca e impulse la actividad productiva,  lo que lleva a problemas fitosanitarios y de comercialización que recrudecen la producción en el país.
Reiteró que los pequeños productores en promedio cuentan con menos de 2 hectáreas de cultivo viejas (mayores a 40 años), por lo tanto de baja productividad y rentabilidad, de variedades forasteras (cacao corriente) y sin capacidad financiera para un adecuado manejo.
Carlos Sandoval aclaró que desde hace cuatro años trabaja en un proyecto de fortalecimiento de la cadena productiva del cacao y la pimienta.
Mencionó que el proyecto contempla desde el desarrollo del material genético hasta la transformación en productos de consumo, obteniendo una gama de productos elaborados de tipo gourmet, con calidad de exportación.
Advirtió que el proyecto denominado “Integración de la cadena productiva del cacao criollo y la pimienta gorda”, se desarrolla en la zona indígena del estado de Tabasco, dentro del municipio de Tacotalpa, el cual resulta ser el de más nivel de marginación del estado de Tabasco.
Mencionó que en dicho municipio, algunas de las comunidades participantes están consideradas en pobreza extrema y es ahí donde se trabaja en la instalación de 300-00-00 hectáreas de cacao criollo de la variedad Carmelo C1, el cual cuenta con árboles madre a base de pimienta dioica.
Sostuvo que en promedio cada productor aporta una hectárea por lo que el beneficio directo con las plantaciones es para 300 productores, la mayoría rondan entre los 60 años o más de edad, acreditados como auténticos propietarios y/o posesionarios de la tierra.
Subrayó que los recursos necesarios para financiar el proyecto se buscan por la vía de apoyos de la Federación, el estado y del ayuntamiento ya que el proyecto tiene  alto contenido social y por primera vez se está consolidando el trabajo de productores, investigadores, académicos, recién egresados de universidades, los tres niveles de gobierno  y un grupo de inversionistas.
Informó que así es como se está integrando toda la cadena productiva, ya instalado el proyecto (4 años de establecimiento de las plantaciones) donde se logarán beneficios directos a la cartera de los productores por arriba de los $ 100,000.00 por hectárea anualmente, el proyecto pretende consolidarse para los próximos 20 años y donde la derrama económica directa la bolsa de los productores será entonces de $ 2’000,000.00, “rompiendo así el paradigma que se requiere de una cantidad de superficie grande de tierra para ser eficiente, economía de escalas”.
Finalmente, hizo saber que dicho  proyecto incrementará de poco más de 6 veces los ingresos del productor local recibidos durante años, $ 15,000.00 por hectárea anualmente, con todo y los apoyos del estado a través de subsidios, integrándose de manera directa el acopio, fermentación y secado del cacao; así como secado y envasado de la pimienta, concluyó.