Menu
RSS

Urge independizarnos en materia energética: Mario Delgado

1WEB

El senador Mario Delgado aseguró que el gobierno seguirá manteniendo los gasolinazos, sólo que ahora serán de pequeña escala pero más constantes debido al cálculo político. Se trata, dijo, de una amenaza de incrementar “de a centavos” el precio de la gasolina todos los días.

Ante esta situación propuso que ante los remanentes que habrá del Banco de México por alrededor de 500 mil millones de pesos que Hacienda le va a recoger, "una parte la va a dedicar a la deuda, pero la otra, debe de utilizarla para invertir en refinerías para producir la gasolina aquí y no estarla importando".

Delgado indicó que "las reservas de gasolinas en el país, son para menos de tres días y más del 60 por ciento de este combustible que se consume en México, la traemos de los Estados Unidos, específicamente de Texas".

En este contexto, dijo, algo nos pasó en los últimos tres años, "porque en lugar de depender de nuestras refinerías, dependemos de las de Estados Unidos, se dejó de invertir en la refinería y están en un nivel de producción por debajo del 40 por ciento".

Destacó que si no queremos estar expuestos al cambio en los precios de la gasolina, se debería echar a andar la refinería para depender menos del exterior. "Porque si sube la gasolina, se dice que es por el tipo de cambio o porque subió en los mercados internacionales".

Aseveró que ahora que bajó el precio de referencia internacional "por ejemplo en Texas el precio de la gasolina alcanzó ayer su precio más bajo a ocho pesos por litro y cuando el tipo de cambio se revalúa un poco, no baja el precio de la gasolina, y dice Hacienda que nos va a hacer el favor de dejarla como está desde enero".

Refirió que hasta ahora teníamos una relación muy amable con los Estados Unidos, "pero ahora tenemos a este personaje (Donald Trump), que de un manotazo puede dejarnos en peligro de que no funcione todo el país, por lo que México tiene que hacer una evaluación más general de qué es lo que nos conviene como país".

Dio que la reforma energética que es tan integracionista con los Estados Unidos, tiene sus riesgos "por lo que creo que deberíamos de diversificarnos, depender menos del exterior por un asunto de seguridad nacional"

Recordó Mario Delgado que hace cuatro años la producción de gasolina en México era mucho mayor y se ha venido cayendo en estos años, "por lo que la propuesta es que ante los remanentes que habrá del Banco de México por alrededor de 500 mil millones de pesos que Hacienda le va a recoger al Banco de México, una parte la va a dedicar a la deuda, pero la otra, debe de utilizarla para invertir en refinerías para producir la gasolina aquí y no estarla importando".

“El hecho de que no baje el precio de la gasolina es un nuevo gasolinazo, el hecho de mantener el precio es un nuevo gasolinazo disfrazado porque en realidad debería bajar, porque ha bajado el precio de la gasolina en Texas y el tipo de cambio se ha revaluado el peso mexicano”, recalcó el morenista.

El siguiente aumento a los combustibles está previsto para el sábado 18 de febrero, pero autoridades de la Secretaría de Hacienda han señalado que se evalúa la posibilidad de postergar el incremento al precio.

“¿Cuántos spots hemos oído en el radio de que el Gobierno no tiene que ver con el aumento de  la gasolina, que fue el aumento en los precios internacionales y el tipo de cambio? Pues si esto fuera cierto, si no fuera una decisión política el precio de la gasolina tomada por el Ejecutivo, pues entonces tendríamos que esto estaría bajando.

Entonces no nos hacen el favor a los mexicanos ni es por la gracia del Gobierno de Enrique Peña Nieto mantener el precio que han mantenido en este mes de enero después del gasolinazo, tendría que bajar y es lo que queremos exigir”, enfatizó Delgado Carrillo.

El legislador apuntó que la decisión del gobierno federal de abandonar la refinación de gasolina en México y optar por comprarla en Texas llevó a un desequilibrio que afecta el bolsillo de los mexicanos, por lo que se pronunció porque los remanentes que el Banco de México obtiene por las reservas internacionales se destinen a bajar la deuda del gobierno y otra parte se destine a la inversión en refinerías, a fin de reducir la dependencia de la importación de combustibles.

“Hay recursos suficientes para llevar al tope las 6 refinerías mexicanas y producir como lo hacíamos apenas hace 3 años, que la mayor parte de la gasolina que se consume en nuestro país, se produzca en nuestras refinerías. Hemos presentado un punto de acuerdo para que estos remanente del Banco de México no se vayan a ir a la basura, no los vaya a despilfarrar este gobierno y los dedique a pagar deuda y a salvar a las refinerías que abandonaron después de la reforma energética”, concluyó Delgado Carrillo.