Menu
RSS

Nueva opción para el alivio del dolor agudo y la dismenorrea

  • Escrito por www.elpuntocritico.com
web-62-dolor
·       Esta condición es un problema de salud pública porque el tratamiento del dolor es complejo y escalonado de acuerdo a su evolución. El no contar con un
tratamiento eficaz y seguro puede impactar la calidad de vida de los pacientes por no poder trabajar, dormir o socializar, lo que con frecuencia se traduce en depresión y ansiedad[3]
·       Pfizer, comprometido con la salud de todos los mexicanos, lanza una nueva opción que ayudará en el manejo eficaz del dolor agudo y la dismenorrea
 
Ciudad de México, 15 de agosto de 2018. Con el fin de atender las necesidades insatisfechas en el control y manejo adecuado del dolor, Pfizer lanza al mercado mexicano una nueva opción a su tratamiento para el dolor agudo, el cual ha sido desarrollado para aliviarlo en casos de lumbalgia, dismenorrea (menstruación dolorosa), traumatismos, dolor postoperatorio y lesiones deportivas, entre otras causas.
 
La Dra. Georgina Chi, Gerente Médico de Pfizer México, comentó que “el dolor es la causa más común de atención primaria[4], pues a menudo impacta en la calidad de vida de las personas: puede limitar su capacidad para realizar actividades cotidianas, trabajar, dormir o socializar, por lo que con frecuencia los afectados desarrollan depresión, ansiedad o trastornos del sueño[5]. Incluso, cerca del 50% de los pacientes que va a consulta médica lo presenta el algún grado[6]. Lamentablemente, muchos de ellos no cuentan o no tienen acceso a un tratamiento adecuado para su alivio”.
 
Ante la necesidad de brindarles atención oportuna y correcta, la experta destacó que Pfizer es pionero en esta clase terapéutica (tratamiento altamente selectivo); es decir, un medicamento antiinflamatorio, analgésico y antipirético que no presenta eventos gastrointestinales asociado al uso de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE),  utilizando su experiencia de más de 19 años tratando el dolor crónico. 
 
Se trata de un AINE selectivo con un diferente mecanismo de acción capaz de reducir las molestias gástricas que provocan otros AINE’s tradicionales[7] –o no selectivos--, por lo que tiene una alta seguridad y eficacia demostrada a lo largo del tiempo. “Los AINE son la categoría más grande de medicamentos que comparten el mismo mecanismo de acción y propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas (baja la fiebre). A pesar de tener una eficacia similar en el alivio del dolor, los AINE actualmente disponibles muestran variabilidad en su perfil de seguridad, siendo las complicaciones gastrointestinales su mayor evento adverso o secundario[8]”, expuso la Dra. Chi.  
 
En cambio, agregó, “este producto de Pfizer no sólo ofrece gastro-protección en todo el tubo digestivo, sino que también promueve una mejor adherencia terapéutica debido a su singular presentación en cápsulas que permite una acción eficaz desde la primera toma”.
 
Por su parte, la Dra. Rocío Guillén Núñez, Jefa del Departamento de la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), expuso que la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP, por su siglas en inglés) lo define como “una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a un daño tisular (del tejido) real o potencial[9]”, lo significa que involucra un proceso fisiológico y afectivo complejo, personal e intransferible[10].
 
“Además de ser la principal causa de ausentismo laboral y discapacidad, también genera enormes costos para el afectado, su familia y las instituciones de salud. Tan solo en Estados Unidos, en el 2010 se estimaron gastos entre $560 y $635 mil millones de dólares, siendo más altos los relacionados al dolor que los generados por enfermedades como la diabetes o el cáncer[11]”, dijo.
 
Asimismo, la especialista sostuvo que no todos los dolores son iguales, de ahí que es muy importante distinguirlos en crónico o agudo. En el primero persiste la causa original y tiene duración prolongada (más de 3 meses) mientras que el agudo se caracteriza por generase súbita e inmediatamente después de un traumatismo[12].  
 
“Este tipo de dolor es intenso, generalmente de corta duración y aparece a consecuencia de lesiones tisulares que estimulan nuestras neuronas sensoriales periféricas especializadas conocidas como nociceptores, las cuales nos alertan de estímulos potencialmente dañinos. De hecho, puede ser superficial (piel y mucosas), profundo (músculos, huesos, articulaciones, ligamentos) y visceral”, afirmó la Dra. Guillén.
 
En ese sentido, la Dra. Lilia Andrade Ortega, Reumatóloga, coincidió en que si el dolor agudo no es manejado y controlado adecuadamente, éste puede convertirse en crónico y generar sufrimiento innecesario y una serie de comorbilidades que terminan afectando la calidad de vida del paciente.
 
Por tanto, es fundamental contar con un diagnóstico adecuado para tratarlo de la mejor manera posible. De modo, que la nueva presentación del analgésico de Pfizer es una opción que ayudará a controlar esta condición de una forma más fácil, segura y eficaz.   
 
“Si consideramos que México está experimentando diferentes cambios vinculados a la salud, como transición en la pirámide demográfica, una amplia incidencia de padecimientos crónico degenerativos y una mayor sobrevida, el alivio del dolor sigue y seguirá siendo un derecho humano; es decir, debe ser equitativo y al alcance de todos”, afirmó Rodrigo Puga, Presidente y Director General de Pfizer México.    
 
“Por ello es que, como parte del lanzamiento de esta nueva opción de Pfizer, estamos impulsando la campaña de promoción a la salud #ElDeLaCápsulaVerde, con el fin de concientizar a la población sobre esta frecuente condición y dar a conocer que ya está disponible dicha opción terapéutica que ofrece calidad, seguridad y eficacia”, agregó el directivo.