Menu
RSS

Los cazadores mexicanos de virus

  • Escrito por Carmen Báez
web-62-virus
En la Facultad de Medicina y el Centro de Investigación en Ciencias de la Salud y Biomedicina en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (Cicsab UASLP), un
grupo de científicos estudia el comportamiento epidemiológico y el impacto clínico del virus sincicial respiratorio.
 
El virus sincicial es el agente respiratorio más frecuente en la infancia. Cuarenta por ciento de las hospitalizaciones por infección de vías respiratorias en niños menores de cinco años corresponde a este virus, también es el principal patógeno causante de bronquiolitis y neumonía en lactantes. Pero las personas adultas no están exentas de la infección, esto de acuerdo con Sofía Bernal Silva, investigadora del Cicsab.
De manera reciente, la doctora Bernal Silva y colaboradores identificaron la presencia de la nueva variante del virus sincicial denominada ON1. Lo anterior en muestras de pacientes mexicanos del año 2009.
La primera vez que se identificó la variante ON1 del virus sincicial fue en 2010, cuando un grupo de investigadores de Canadá reportó en un artículo la presencia de este en la ciudad de Ontario, de ahí su nombre ON1. Desde entonces esta nueva cepa viral se ha extendido a diversas partes del mundo.
Los investigadores mexicanos se dieron la tarea de rastrear la presencia de la cepa ON1 del virus sincicial respiratorio en San Luis Potosí, a través de más de 100 muestras de pacientes infectados por el virus, obtenidas entre los años 2003 y 2014.
De acuerdo con la doctora en ciencias Sofía Bernal Silva, investigadora que encabeza el estudio, el primer caso de infección por ON1 se detectó en San Luis Potosí en 2009, casi un año antes de la detección de este virus en Canadá, lo que siguiere que esta circuló primero en México.
 
¿Por qué es una nueva cepa?
El virus sincicial ON1 contiene una duplicación de 72 nucleótidos. Los investigadores de la UASLP buscaron esta nueva cepa y realizaron la secuenciación de una parte de su genoma para comparar con secuencias ya reportadas en la literatura internacional. Actualmente estudian la capacidad de esta cepa del virus para modificar su genoma y los mecanismos que permiten adherirse a células e infectarlas.
Los investigadores aún desconocen las causas que dieron origen a una nueva cepa, pero han identificado un posible mecanismo por el cual se lleva a cabo la duplicación de su genoma.
“Comparamos las secuencias del genoma en los diferentes virus y encontramos una huella característica en la secuencia que nos permitió ver que la evolución de este virus tiene un proceso muy dinámico, que probablemente se da por múltiples eventos de duplicación del genoma”, reveló la doctora Bernal Silva, también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).
Los resultados de esta investigación, titulada Respiratory Syncytial Virus-A ON1 Genotype Emergence in Central Mexico in 2009 and Evidence of Multiple Duplication Events, se publicaron en la revista Journal of Infectious Diseases. Por la calidad e impacto, esta fue reconocida con el Premio Nacional de Investigación Médica “Dr. Jorge Rosenkranz”.
¿Una nueva amenaza viral en la población?
La duplicación del genoma del virus sincicial hace que esta nueva cepa sea totalmente distinta y, por tanto, aún se desconocen las consecuencias clínicas para la población.
“Quizá generaría infecciones más severas, aunque todavía no hay investigaciones científicas que lo confirmen. Es importante conocer cuándo aparecen nuevas variantes genéticas de este virus, su cambio y evolución, para tener estrategias adecuadas para la fabricación de vacunas”, dice Sofía Bernal Silva.
Hasta ahora no existe un tratamiento para combatir la infección por el virus sincicial respiratorio o una vacuna para la prevención. La única medida específica disponible contra este virus consta de anticuerpos monoclonales.
“Para aliviar las molestias que ocasiona este virus, al paciente se le administra un fármaco para aliviar la fiebre, por ejemplo, o bien se le aplica oxígeno o nebulizaciones para disminuir la inflamación en las vías respiratorias. En realidad se tratan los síntomas, no el virus en específico. Este virus no es tan conocido como la influenza pero incluso es mucho más común en niños. Causa un cuadro gripal, a veces imposible de distinguir de otros virus que causan infecciones respiratorias”, explica Sofía Bernal Silva