Menu
RSS

El estrés y tu piel

  • Escrito por Ruben Labastids

ei 1

Uno de los grandes enemigos de nuestra piel es la ansiedad y el estrés, ya que se ve sin luminosidad, e incluso pueden salir molestos granitos o imperfecciones, pero… además de esto, ¿qué otros signos me dirían que mi piel está estresada o fatigada?


Ojeras marcadas: este es uno de los primeros síntomas, vas a notar que esas molestas ojeras se hacen más visibles y oscuras, y como no vienen solas, también verás bolsas e inflamación de la zona. Te recomendamos un gel o roll-on antiojeras.
Deshidratación y sequedad: te darás cuenta de estos síntomas si notas que tu piel se ve más seca tras tu rutina de limpieza o lavar tu rostro, otro síntoma es si tu piel absorbe super rápido la crema que te aplicas, e incluso puedes percibir la aparición de descamaciones en algunas zonas.
Imperfecciones en la piel: con esto nos referimos a que en tu piel comienzan a aparecer granitos, erupciones o imperfecciones, esto se puede deber a que a veces se produce demasiado sebo y otras veces porque deja de producirlo.
Líneas de expresión: el estrés puede ser perjudicial para el colágeno y la elastina que componen tu piel, por lo que algunas líneas de expresión se pueden comenzar a marcar o hacer más visibles de lo que ya son, provocando la apariencia de rasgos más duros y, en ocasiones, a arrugas que se vuelven definitivas.
Irritaciones, rojeces y sensibilidad: puedes percibir que sin algún motivo en particular tu piel experimenta irritación, sensibilidad o rojeces, y es que el estrés provoca que tu piel se vuelva muy sensible y reaccione con facilidad, te recomendamos apoyarte en productos específicos que te ayuden a sobrellevar esta etapa.
Falta de luminosidad: Tal como lo dijimos al inicio, uno de los grandes problemas del estrés, es que la piel se vea opaca y sin vitalidad, es decir, se queda sin ese brillo natural que caracteriza una piel sana, pero ¡No dejes que esto suceda! Busca un buen serum que contrarreste este efecto.
Canipec, con su programa de belleza y bienestar, te dan algunos tips para que puedas encontrar las mejores opciones de productos y de acuerdo con cada tipo de piel. Además de que debes acompañarlos con otros aliados indispensables como son: el ejercicio, llevar una buena alimentación y la implementación de una buena rutina que permita limpiar, exfoliar e hidratar correctamente tu piel.
También te recomendamos buscar productos o líneas completas que tengan una alta concentración de activos antioxidantes, esto va a beneficiar muchísimo tu piel y le brindará una hidratación profunda para que tu piel luzca radiante al igual que tú.
Para más información: https://bellezabienestar.org/