Menu
RSS

Para terminar con el abuso de alcohol y drogas, acércate a Vencer A.C.

En la actualidad las drogas y el alcohol, llamadas también sustancias psicoactivas están llegando a una población vulnerable: desde niños de ocho años, hasta adolescentes de 16. Para identificar si alguna persona se encuentra consumiendo este tipo de sustancias, es importante poner atención a los cambios de humor, pueden presentar depresión, pérdida de apetito y por ende de peso,  se vuelven agresivos y en ocasiones se ausentan.

Si detecta alguno de los síntomas mencionados busque ayuda, pero preste atención, ya que en México existen personas que –sin conocimientos apropiados - abren centros, también conocidos como “Anexos”, con fines de lucro en los que los pacientes son maltratados y sometidos a supuestos tratamientos que más allá de ayudar, terminan por perjudicar más a los pacientes.

Hay instituciones que cuentan con la experiencia para tratar las adicciones, una de ellas es la vanguardista y especializada Clínica Vencer A.C. que tiene ya nueve años de tratar dichos padecimientos.

El objetivo de esta clínica es despertar consciencia de la enfermedad en el consumo de alcohol y otras drogas que padece el usuario, proporcionando fortaleza para una vida funcional, a través del autocuidado, respeto y amor para mejorar la interrelación en el núcleo familiar.

Brindar atención de manera oportuna y especializada con el apoyo de servicios profesionales multidisciplinarios con respeto, comprensión, cariño y trato digno al paciente y su familia, es otra de las funciones de Vencer.

Alcoholismo y drogadicción no son las únicas enfermedades que ellos tratan, también se encargan de la neurosis, depresión y codependencia.

 

LA FAMILIA  

Si bien la familia debe fungir como “vivero de crecimiento”, las familias disfuncionales pueden generar adicciones y codependencias, esta última es una enfermedad emocional que otorga algunos de los efectos negativos a la familia, pareja y amigos cercanos al enfermo.

Se estima que en la actualidad el 96% de la población es codependiente, estas personas son quienes tienen relación con un usuario o crecieron en una familia reprimida, ya que el farmacodependiente crea en las personas cercanas resentimiento, decepción y falta de confianza. En ocasiones,  los familiares dirigen su energía a la fantasía de que el dependiente dejará de drogarse, sin embargo las recaídas se convierten en un duro golpe emocional cada vez más fuerte.

 

TRATAMIENTOS

Se sustenta en un modelo mixto que trabaja con terapias individuales, grupales, programas de Doce pasos de Alcohólicos Anónimos, grupos educativos para la familia y post- tratamientos.

El tratamiento que Vencer utiliza, consiste en 120 días de internamiento, cuentan con un equipo que incluye: médico, psicólogo y consejeros en adicciones. La institución se encarga de desintoxicar física, mental y emocionalmente a través de terapias grupales e individuales para el usuario y su familia.

La terapia cognitivo- conductual incluye métodos para identificar y modificar los patrones de pensamiento, creencias o estados emotivos desadaptados que generan consecuencias negativas sobre la conducta.  La terapia gestalt promueve en el paciente “el darse cuenta” para centrarlo en el aquí y el ahora y traer del pasado aquello que le impide desarrollarse, cerrando así, asuntos inconclusos.

Asimismo llevan a cabo estrategias, programas y acciones que buscan conseguir la abstinencia para reducir riesgos y daños que impliquen el uso o el abuso de las sustancias,  abatir los padecimientos asociados al consumo e incrementar  el grado de bienestar físico, mental  y social, tanto de quien lo usa, abusa o depende de las dogas, como de sus familiares.

Para evitar las recaídas, Vencer cuenta con un post- tratamiento, aplicado una vez lograda la respuesta integral  y efectiva al tratamiento.

Las clínicas están ubicada en Creston número 121, colonia Jardines del Pedregal en la delegación Álvaro Obregón y en José de la Luz Blanco número 108, colonia Santa Martha Acatitla Norte en la delegación Iztapalapa, ambas en la Ciudad de México.