Menu
RSS

Reconoce Peña incidencia de enfermedades.

  • Escrito por Super User

20130403-epn
Al conmemorar el día Mundial de la Salud 2013, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, reconoció que ante la incidencia de enfermedades crónico degenerativas y problemas como la saturación de los servicios, es necesaria una transformación del Sistema Nacional de Salud, por lo que anunció la Política Nacional de Salud durante el presente sexenio; la cual se enfocará en prevenir las enfermedades, promover la salud y procurar bienestar de los mexicanos.


El Jefe del Ejecutivo, instruyó a la Secretaría de Salud a poner en marcha la Estrategia Nacional para la Prevención y Control de la Obesidad y la Diabetes, y dio a conocer los tres ejes en los cuales se basará la Política Nacional de Salud para los siguientes seis años.
“Es tiempo de dejar atrás la idea de salud como cura y transitar hacia un concepto integral, asociado a estilos de vida saludables”, declaró.
Enrique Peña trazó los tres puntos principales de la estrategia de salud: Prevención, Acceso Efectivo y Calidad en el Servicio.
Prevención. Prevenir la obesidad y la diabetes mediante el fomento de estilos de vida y hábitos de alimentación saludable, la generación y rescate de espacios para la actividad física, la capacitación del personal de salud y el fortalecimiento de la atención primaria.
Acceso efectivo. Acceso a toda la población a los servicios de salud, no importando su condición social o económica; fortaleciendo el Seguro Popular y apoyar, decididamente, al IMSS y al ISSSTE.
Calidad del servicio. Se busca que todos los mexicanos por igual cuenten con médicos profesionales, calificados e instalaciones para recibir un servicio de salud de calidad.
El Primer mandatario anunció que se seguirá ampliando y modernizando la infraestructura hospitalaria y en particular, se trabajará para que las comunidades más aisladas cuenten con personal médico capacitado.
“Hay una mayor incidencia de enfermedades crónicas, no transmisibles como el cáncer, la diabetes y la hipertensión propias de países desarrollados. Esta doble condición nos obliga a actuar de inmediato… se debe reconocer que en materia de salud México vive una situación compleja, pues la fragmentación del sector, el uso ineficiente de recursos y la saturación de recursos afectan la oportunidad y calidad de la atención médica”, destacó EPN.
Durante el evento se mencionó que más de 105 mil mexicanos tienen problemas cardiovasculares.
El Presidente estuvo acompañado por la titular de la Secretaria de Salud, Mercedes Juan López, y la primera dama Angélica Rivera.
El Punto Crítico / www.elpuntocritico.com.