Menu
RSS

EPN: 59% de mexicanos en la informalidad

  • Escrito por Enrique Luna Portilla

peña

Tras aceptar que el 59 % de los mexicanos trabajan en la informalidad y declararla como enemigo de los trabajadores, el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a acabar con el flagelo que limita la productividad del país.

Durante  la presentación del Programa de Formalización del Empleo 2013, el ejecutivo federal dio a conocer que 28 millones de personas no cuentan con algún sistema de seguridad social que permita asegurarles algún futuro, aseverando que en su mayoría perciben pocos ingresos y no tienen la protección del Estado.

En el Patio Central de Palacio Nacional, el primer mandatario destacó que las empresas “no reguladas” son 50 % menos productivas de las “que sí lo están”, siendo la mayoría de ellas excluidas del sistema financiero nacional al no ser sujetas a crédito, afectando principalmente a sus trabajadores que “no tienen una certeza plena de continuar en su empleo”, por lo que dijo que “el Estado tiene que rediseñar sus políticas públicas para crear más empleos y mejor remunerados”, afirmó.

Junto a 31 gobernadores y el jefe de gobierno del Distrito Federal, aseveró que los mexicanos deben dejar atrás el círculo vicioso de “la informalidad, baja productividad y nulo crecimiento económico”, cambiándolo por el círculo virtuoso de la “formalidad, alta productividad y crecimiento económico sostenido”, precisó.

Remarcó que México está en condiciones para combatir la informalidad entre ellas la “concientización de la existencia de la informalidad”, recalcando que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer que la problemática se encuentra presente en seis de cada diez empleos y no en tres de diez como antes se consideraba.

Como segundo punto destacó que se cuenta con un marco normativo renovado, recordando la existencia de la Reforma Laboral que "facilitará la incorporación de mujeres y jóvenes al empleo formal", aclaró.

En tercer lugar recalcó la existencia del Comité Nacional de Productividad que involucra  a gobiernos, trabajadores, empresarios y académicos, cuyo funcionamiento es “proponer las mejores alternativas que impulsen la productividad”.

Como cuarto punto y parte del Pacto por México, el Congreso de la Unión se encuentra analizando la Reforma Financiera, afirmando que en caso de sea aprobada “haya más créditos y más baratos, para las Pymes formales, constituyan un beneficio adicional para optar por la formalidad”, declaró.

Finalmente, afirmó que México se ha posicionado dentro de los 10 países más atractivos para la Inversión Extranjera Directa (IED) que propiciará la inversión de capitales productivos que generen empleos formales.

Remarcó que la nueva estrategia permitirá “crear más empleos y priorizar la formalidad”, con el objetivo de facilitar la transición de los trabajadores de una “situación precaria” a empleos dignos y socialmente útiles como lo marca el artículo 123 constitucional.

Dijo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) asumió el compromiso y las obligaciones adquiridas en la simplificación y regularización de los servicios que ofrece, “para que sean más accesibles, más frágiles y más transparentes”.

Enunció que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), se coordinará con las entidades federativas con la finalidad de “dar el apoyo técnico para asegurar la aplicación del programa” y tomará las medidas necesarias para que a los esfuerzos se sumen todos los contratistas del Gobierno Federal.

“Convoco a todos a contribuir decididamente a la regularización del mercado laboral, los beneficios de la formalidad superan por mucho las ventajas ilusorias de la informalidad, si las empresas desean prosperar, la formalidad es la única ruta para lograrlo”, puntualizó.

Al finalizar su intervención, el presidente Enrique Peña Nieto firmó el Convenio contra el Combate a la Informalidad en el cual participaron secretarios de Estado, 31 gobernadores el Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Por su parte el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida aseveró que el “empleo debe estar al alcance de todos”, enfatizando que todo ciudadano debe tener acceso a la “seguridad jurídica y social”.

Finalmente, mencionó que el Programa de Formalización del Empleo 2013 tiene la finalidad de reducir la informalidad la cual crea baja productividad, enfatizando que “cualquier persona que trabaje al margen de la ley” tiene acceso a la seguridad social.