Menu
RSS

Cada vez más violentos…

hablando

Las acometidas por parte de la CETEG; normalistas, anarquistas, CNTE, y otros grupos radicales, cada vez son más violentas, y deja en claro que el gobierno no tiene la intención de poner un alto a las agresiones; los supuestos maestros han pasado de las manifestaciones, bloqueos de vialidades y toma simbólica de edificaciones a su destrucción, al saqueo. Después han escalado de las consignas a la provocación en contra de las fuerzas armadas; y ahora al secuestro para liberar a sus "presos políticos".

            Es evidente la decepción de todos los sectores sociales que han manifestado su hartazgo, porque el gobierno sólo se concreta a ser un observador pasivo y temeroso, al que no le importa ver como la ciudadanía está siendo pisoteada en sus derechos por una caterva de facinerosos que se escuda en las filas del magisterio; que ha manipulado el dolor de los familiares de los normalistas desaparecidos, utilizándolos como bandera reivindicatoria.

            Como ustedes saben se ha convertido en algo común que los "maestros", se roben vehículos oficiales, de empresas, saqueen comercios, y camiones repartidores de todo tipo de productos. Como sucedió a la empresa Coca-Cola, que puso una demanda penal contra quien resulte responsable, por el robo de su producto de un camión repartidor. La consecuencia fue la captura de 3 "normalistas" el 17 de febrero por policías estatales. Acto que llevó a los "maestros", a secuestrar a dos ejecutivos de la empresa en Chilpancingo, para lograr "un intercambio" por sus "presos políticos".

            Es decir las instancias de impartición de justicia, solo están de adorno y sujetas a lo que les dicten estos delincuentes. Por eso la empresa refresquera decidió suspender el servicio de entrega del producto a expendios, tiendas y comercios hasta el próximo miércoles, en la cabecera municipal, y comunidades de la zona rural de Chilpancingo, así como algunos municipios de la región Centro de la entidad.

            Ante el Cierre temporal de Coca-Cola en Chilpancingo, la Confederación Patronal de la República Mexicana, Coparmex, se pronunció porque en el estado de Guerrero se restablezca el estado de derecho, pues no se puede continuar en un escenario cada vez más enrarecido. Es vergonzoso lo que ha pasado porque primero fueron retenidos unos policías para realizar un chantaje y ahora los empleados de una empresa.

            Tenemos que observar que el cierre parcial de la empresa refresquera, es el principio de lo que puede ser imitado por otras empresas y negocios que han sido afectados por esos sujetos habilitados como "maestros", lo que repercutiría en una caída masiva de empleo, ¿Y el Estado de Derecho? Se supone que nadie está por encima de la Ley.