Menu
RSS

¿Nadie por encima del estado de derecho?

hablando

Los grupos radicales que se escudan en la tragedia de los normalistas desparecidos para cometer desmanes, ya están logrando sus objetivos; ayer aparentemente, derivado de los enfrentamientos de miembros de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación de Guerrero, con elementos policiacos, de Acapulco, perdió la vida el profesor jubilado, Claudio Castillo Peña de 65 años de edad.

            Estos anarquistas, de vocación guerrillera, están necesitados de mártires para justificar su nueva escalada de violencia. Ahora ya se conoce la causa del deceso, la necropsia de ley revela que no sufrió trauma craneoencefálico, sino lesiones provocadas ´por aplastamiento, pues tenía fracturadas las costillas, los pulmones perforados y traumatismo de tórax, así lo informó el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido; sin embargo los miembros de la CETEG, lo van a utilizar como bandera para demostrar que hay represión del estado.

            No sé que más requiere el gobierno para "descubrir", que los cetegistas y sus grupos satélites, se pitorrean de las instituciones, y muestran desprecio por el estado de derecho poniendo, insisto, en evidencia la capacidad del gobierno para frenar los actos de violencia; y mucho menos pueden confiar en compromisos que asuman, como el de "no agresión" que culminó en batalla campal.

            Los maestros anárquicos, después de todo este desorden, solicitaron la instalación de "una mesa de diálogo", para para pedir la liberación de los 106 detenidos, de los cuales liberaron 98, y para taparle el ojo al macho, 8 quedan para investigación, pero que en breve también recobrarán su libertad, de lo contrario las autoridades podría provocar el enojo de los maestros... Pese a que el presidente Peña Nieto sostiene que "nadie debe estar por encima del estado de derecho"

            Y para colmo de males, los miembros de la Cente de Oaxaca, después de reprobar la actuación de los policías, advirtieron que por el desalojo de manifestantes, y la retención de 7 "maestros", radicalizarán, sus movimientos. Es decir, ellos si pueden golpear, asaltar, despojar, secuestrar y destruir, pero que a los policías ni se les ocurra tocarlos.

            Por cierto, se oyó bien el presidente Enrique Peña Nieto cuando dijo que el gobierno de la República no hará excepciones para aplicar la ley en Guerrero y que “no caben acuerdos ni negociaciones que sean para sustraerse de la aplicación de la ley” Lástima que muchos mexicanos estamos perdiendo la esperanza de que así suceda, un ejemplo es la petición de Mexicanos primero de que el gobierno dé marcha atrás a acuerdos con los miembros de la CNTE.

            Siempre estaré en defensa de la libertad de expresión, manifestación y cualquier expresión de reivindicación social, pero jamás compartiré los actos violentos y mucho menos los vándalicos en nombre de los derechos referidos.