Menu
RSS

Democracia a la mexicana

hablando

He estado platicando con algunos amigos que viven de, por y para la política; y entre ellos, priva una gran decepción por las decisiones tomadas en el Partido Revolucionario Institucional, porque consideran que muchos líderes sociales, que hacen trabajo permanente en favor de ese instituto político, no son tomados en cuenta, y las candidaturas son utilizadas como pago a favores o compromisos políticos.

            Y en efecto, muchos de ellos, con 15, 20 o más años de operar para el PRI, han abandonado sus filas, para sumarse a otros proyectos políticos, donde, dicen, por lo menos los tratan mejor. En otros casos, son asignados a otros partidos para cumplir acuerdos políticos pero que finalmente tiene que ver con imposiciones.

            Destacan políticos prestigiados, que no pudiendo alcanzar sus aspiraciones, o al ser rechazados o no tomados en cuenta, han buscado cobijo en otros partidos, y así podemos ver a panistas como perredistas, a perredistas como priístas, a priístas como verde-ecologistas, etc.

            No ser tomados en cuenta no es privativo de un área o de unas cuantas demarcaciones municipales, se repite en toda la entidad, y así podemos ver que líderes de todos los municipios se sienten frustrados y mal atendidos. Pero es una sensación no únicamente expresada por priístas, sucede igual en el PAN, el PRD, en Morena, y en cualquiera de los 11 partidos políticos con registro nacional, incluyendo al partido local.

            Porque lamentablemente en cada partido lo más importante son las negociaciones políticas, por eso vemos alianzas tan disímbolas que rayan en la ridiculez como la que realizaron PAN-PRD, cuyo objetivo era ganar y lo lograron, pero cada partido se desdibujó.

            Es decir El PAN, conservador y el PRD de izquierda, ni siquiera alcanzaron a formar un híbrido porque se guían por intereses, por acuerdos en donde la democracia es sustituida por la imposición en el reparto de espacios o negociaciones donde la ideología tampoco tiene cabida porque no es importante para los concesionarios de los partidos políticos.

            A estas alturas, y con las precampañas, no están definidos los verdaderos candidatos a puestos de elección popular para renovar en el Estado de México, los 75 escaños del congreso local, las 125 alcaldías y los 40 candidatos a diputados federales. Será hasta los primeros días de abril cuando sepamos quienes harán campaña. Los que sí están amarrados son los compromisos ya contraídos. Ah, y los primeros 10 en la lista de los pluris... Esto es democracia a la mexicana.