Menu
RSS

El debate y el congreso de competencias jurídicas

  • Escrito por Eduardo Blanco

loblanco

El pasado 20 y 21 de abril tuve la oportunidad de participar con la asociación GENEC México, en el segundo Congreso Nacional de Competencias Jurídicas, en donde alumnos de distintas zonas del país participaron, destacándose la UAEMex Texcoco y la Benemérita de Puebla, se tocaron puntos tan actuales, como el tema de las “Patentes y Marcas”,

“Bioética Legal” “seguridad interior” entre otros y la que tuve la oportunidad de impartir la ponencia de “Crisis en la formación jurídica Profesional”.

En mi participación señale que, si vivimos una crisis en la formación de nuevos abogados en el país, pero no en la elaboración de contenidos de los planes y programas de estudios, pero si se ubicó que la misma radica en la ausencia de “principios y valores” y la falta de educación que se impregna y enseña en la familia, y como decía el mexicano universal Alfonso Reyes: “El Hombre se educa para el bien”.

Lo anterior viene en coincidencia al tema del debate que se celebró el 22 de abril, con respecto a “combatir la corrupción”, que es uno de los grandes pendientes que se encuentra en el sentir de los mexicanos, junto con la seguridad pública.

Ninguno de los candidatos, salió bien librado del tema, Andrés Manuel López Obrador no pudo responder a los cuestionamientos sobre los temas siguientes: sus tres departamentos que tiene en el Registro Público de la Propiedad de la CDMX, en cuanto a su partido político, el nepotismo con el que conduce al interior del mismo, al tener en nómina a sus hijos y familiares; otro de los puntos que no respondió fue el la alianza con Napoleón Gómez Urrutia, líder del sindicato de Minero y con Elba Esther Gordillo y la más demoledora de todas, fue la Ricardo Anaya Cortes, al evidenciar su contradicción por tener entre otros en su equipo al empresario Alfonso Romo a quien ha presentado como posible Jefe de Gabinete, y en el libro que López Obrador escribió sobre FOBAPROA(1997) lo acusó de ser parte del más grande robo de la historia.

Por su parte RICARDO ANAYA CORTES, no pudo volver al explicar el tema de la bodega en Querétaro, así como que sus ingresos no le permiten a su esposa e hijos vivir en la ciudad americana de Atlanta.

JOSE ANTONIO MEADE KURIBREÑA, salió bien librado del debate, al no tener un ataque directo, excepto el haber sido postulado por el PRI, instituto político con señalamientos de corrupción en la actual administración, a lo cual respondió: “yo soy un candidato ciudadano postulado por el PRI, PVEM Y PANAL”.

MARGARITA ZAVALA Y JAIME RODRIGUEZ, tampoco se fueros limpios, pero la Sra. Zavala fue la única que hablo de regresar el tema de los “principios y valores” en la educación de México para combatir la corrupción.

Sin bien es cierto, pueden existir todos los mecanismos legales que hagan más transparente y verificable el uso de los recursos públicos, la base esta en lo que hacemos cada uno de nosotros en la familia, con la honradez que nos conducimos en todos los aspectos de la vida, y la misma no es otra cosa, sino ser congruentes entre lo que se dice y se hace, ahí está el camino Señores candidatos, educación y más cultura para combatir a la corrupción.