Menu
RSS

JOSE ANTONIO MEADE Y LA DIGNIDAD POLITICA.

  • Escrito por Eduardo Blanco

loblanco

En los últimos años, el PRI, ha perdido credibilidad social y tanto dirigentes como militantes lo sabían, por ello, ante el panorama de ese PRI desgastado, para el proceso de elección de Presidente de la República 2018, tomaron la decisión de

nombrar a JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA para representar al Partido en la contienda electoral.

Licenciado en Economía con mención honorífica en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM); licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Doctor en Economía por la Universidad de Yale con especialidad en Finanzas Públicas y Economía Internacional; PEPÉ MEADE, se encontraría con serios problemas políticos al asumir la candidatura presidencial; no obstante, al ser un ciudadano transparente, honesto y cuya rectitud e inteligencia eran las características que resaltaban, la militancia priísta no tardó en arroparlo hasta el último momento.

Hombre de familia, hijo, esposo, padre y un excelente servidor púbico, con una trayectoria intachable, se subió al ruedo para enfrentar la batalla que terminaría el 1 de julio pasado, misma que definiría el rumbo del país para los siguientes 6 años.

La situación política del país, impidió que el candidato priísta saliera victorioso de la contienda electoral; sin embargo fue una batalla dignamente representada, la entrega, sagacidad y habilidad de MEADE KURIBREÑA, resaltaban en el día a día; sin lugar a duda, el acompañamiento de su señora esposa JUANA CUEVAS, fue una prueba más de que el abanderado priísta es una persona con valores morales bien cimentados, un verdadero líder que supo aceptar y reconocer que los resultados esta vez no le favorecieron “Siempre he defendido la ley y las instituciones, creo en la democracia y en ese marco, con responsabilidad, reconozco que las tendencias del voto no nos favorecen”, -dijo-, y en ese momento dio muestra una vez más de la humildad y grandeza de tan valioso ser humano.

Mi más amplio reconocimiento y admiración al Doctor MEADE, nuestro México necesita hombres como él, con integridad absoluta, que amen lo que hacen y que sean dignos representantes de nuestro pueblo.

No, los resultados no fueron favorables y deseó éxito al virtual ganador de la contienda, a quien corresponde –advirtió-,  la responsabilidad de conducir el Poder Ejecutivo por el bien de México; eso, eso es de grandes PEPE MEADE.