Menu
RSS

LOS ENFERMOS QUE NOS GOBERNARON...

  • Escrito por Sócrates A. Campos Lemus

queconste

INOCENTE PALOMITA QUE TE DEJASTE ENGAÑAR… y cada 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, nos robaban algo cuando inocentemente y de buena fe nos pedían prestado alguna cosa… pero como que se nos hace costumbre, porque cada año y cada sexenio nos dejamos engañar y nos siguen jodiendo los políticos y los partidos, total ni a quién reclamar…

         Tenemos en el país más de SIETE MILLONES DE NINIS, jóvenes que ni pueden estudiar ni pueden trabajar… son muchos millones si pensamos que en el país hay más de 29 millones de desocupados y millones de viejos de más de cuarenta años que no tienen tampoco muchas oportunidades de empleo o de actividades importantes y como esto es algo que no está en la ley de la oferta y la demanda, creo y estoy seguro que es la maniobra de los ricos para pagar poco y jodernos mucho.

         El candidato Meade, (se dice mid), asegura que los NINIS son una minoría que busca trabajar o estudiar… sin duda, acaba de descubrir el hilo negro, pero la realidad es que no solo los NINIS quieren empleo, también los viejitos como yo queremos tener algo que hacer para tener algo para comer… no la chingue mi candidato… No pretenda hacernos pendejos hablando de los NINIS como una minoría porque al final de cuentas, sin empleo y con o sin estudios, millones de mexicanos estamos en la jodencia y ni siquiera tuvimos oportunidad de ir a las escuelas de paga y confesionales de donde ahora salen los miembros de la tecnocracia que nos desgobierna, y no hablo del PRI, hablo de los demás partidos políticos, porque al final de cuentas ellos saben que la política es un enorme negocio y la utilizan para chingar y enriquecerse no para servir a la comunidad…al igual que Anaya, el canalla, los demás políticos buscan ocultar la realidad y hablarnos de algo que todos queremos: felicidad, paz, trabajo y seguridad…casa, vestido y sustento diría el padre Ripalda en sus sermones… y eso que no era estudiante del ITAM… pero era un buen hombre, no un hombre formado para chingar…

         Algunos pretendiendo ofender al candidato el PRIAN hablan de sus manchas y enfermedad, y algunos explican que se debería hacer estudios para ver la salud física y mental de los políticos, porque la verdad es que todos estamos escamados CON LOS ENFERMOS QUE NOS HAN GOBERNADO. Y no hablo solamente de enfermedades físicas, sino de las mentales, de los odios, de los dogmatismo, de las ambiciones, de sus frustraciones, de sus chacarerías, de sus emociones, de sus usos y costumbres en la cama y en la forma que engañan o engañaban a sus parejas, algunos, llegando incluso a tener relaciones homosexuales y por tal motivo, no es que las condenemos, las aceptaron y ahora son el bocadillo nuestro de cada día, y con ello se justifican muchas de sus chingaderas… Ya nos podemos imaginar la manipulación que sufría Adolfo López Mateos a manos de su secretario particular cuando sufría del dolor de cabeza o andaba en los viajes o las viejasssssss, olvidando sus responsabilidades como presidente, y así, este burócrata que ejercía un súper control del presidente se enfrentaba con Díaz Ordaz al que decía “Tribilín”, al grado de que cuando controla al partido para controlar el poder, el famoso secretario Humberto Romero se escondía como gusano esperando las chingas y venganzas del famoso “tribi”… y ya nos podemos imaginar los complejos de Díaz Ordaz, no hablo de sus virtudes que también tenía, cuando se refugiaba en los brazos de la Tigresa, que era una mujerona para el pobretón petate del presidente, o nos imaginamos los complejos, cuando los jóvenes, en las calles, lo caricaturizaban a él que era tan pomposo, mocho y perverso, y de ahí, al lado de algunos de los “dirigentes” como algunos que fueron subsecretarios de educación y retirados por ojaldras cuando pretendieron culpar al ejército para salvar a los políticos de la matanza del 68, fueron acumulando el odio y la perversión, de tal suerte que a pesar de las negociaciones y platicas, de todos modos, tomo venganza y realizó la matanza en Tlatelolco, aunado con su secretario de gobernación y su jefe del estado mayor… por eso estamos como estamos y por eso, cada 28 de diciembre: inocente palomita que te dejaste engañar…

         Y también, nos podemos imaginar las reacciones de presidentes que eran mangoneados por sus señoras o se perdían en los brazos, abrazos y botellas con sus consentidos para olvidar sus penas,y por esa razón los vimos como viudas en pena, de un lado al otro, para calmar sus dolores de la pérdida de su cuate con el que compartía muchas cosas, y debe ser espantoso cuando al poco tiempo pierde a sus afectos, unos, por muerte natural, y otro por un accidente como en el primer caso, y refugiado en la botella se venga de los mexicanos con una guerra contra el narcotráfico que mostraba su chacalería y sus ambiciones de poder, cuando vestía de uniformes grandes que le hacían ver como un soldadito de papel… y así, enfermos van y enfermos vienen, y los mexicanos seguimos pagando por esas enfermedades mentales y físicas o por sus debilidades con las mujeres como en el caso de López Portillo que se llevaba a la cama hasta la esposa del hijo de su “mejor amigo” y vimos las fregaderas cuando se perdía en la cachondería y por eso hay que tomar  acciones de conciencia para que ya no son sigan chingando…en fin Enfermos físicos o enfermos de poder la pagamos todos…