Menu
RSS

Famosos agradecen el “voto parejo”

  • Escrito por Dr. Gustavo Adolfo Pérez Rojas

Decisiones

Posterior a la algarabía del 1º de julio de este 2018, para los futboleros fue un día triste al ver derrotada a la selección frente a México. Pero no fueron los únicos tristes, el hecho de que Morena haya arrasado en estas elecciones federales y

concurridas en el caso de varios estados, dejó saldos negativos para otras fuerzas políticas.

Tras saberse que no sólo los partidos tradicionales fueron aplastados por el Movimiento de Regeneración Nacional, han comenzado a salir detalles curiosos de la contienda. Quizá el que a la población Millennial le llama más la atención es que Pedro Kumamoto haya sido derrotado en su intento por ser senador independiente de Jalisco. Contraponiéndose al premio que han recibido de la ciudadanía, personajes como el stripper de “Sólo para mujeres,” Sergio Mayer, que ganó su diputación en Magdalena Contreras con el 45% y que al día siguiente se burló de sus opositores en Twitter.

En cuanto a la participación de políticos extraídos de la farándula, confirmó la regla que otros actores políticos experimentaron: Sólo ganaron los que fueron propuestos por MORENA o sus partidos aliados. Lilly Téllez ganó como senadora por Sonora,; Susana Harp ganó como senadora por Oaxaca; Ernesto D’Alessio ganó por el PES como diputado federal; y el emblemático Cuauhtémoc Blanco ganó la gubernatura del Estado de Morelos por el PES. La única excepción fue el “Pato Zambrano” que perdió en su intento por ser alcalde de Monterrey (en Nuevo León, no le fue bien a Morena).

Famosos que perdieron por no ir con la Coalición “Juntos haremos historia:” Eduardo Capetillo, postulado para Alcalde de Ocoyoacac en el Edo de Méx, perdió. Poncho de Nigris quería ser diputado local por el Verde, perdió. Alfredo Adame, propuesto para Alcalde en Tlalpan por el Verde, perdió. María Elena Saldaña (La Güereja) propuesta para Diputada Federal en Jiutepec, Edo de Méx, perdió.

Caso curioso se suscitó en la Alcaldía de Coyoacán en la CDMX, pues María Rojo, abanderada de Morena y quién ya había sido Delegada por el PRD, perdió contra otros famoso, el exfutbolista Manuel Negrete que fue cobijado por el Frente del PAN, PRD y MC. Fue una contienda cerrada, pero al fin entre personajes mediáticos.

¿Qué consecuencias tiene este fenómeno? En el estado de Morelos, se vive una situación de zozobra por el crimen organizado y la falta de servicios públicos en las comunidades no conurbadas. Aún así, la ciudadanía se volcó en un voto literalmente “parejo y masivo” por AMLO y todo lo que se sumó a su Coalición y han electo a Cuauhtémoc Blanco como su futuro Gobernador.

Al ganar Cuauhtémoc Blanco, los ciudadanos desestimaron las aspiraciones de: Víctor Manuel Caballero (PAN y MC), médico cirujano y maestro en salud pública, ex Secretario de Salud en Morelos. Manuel Rodrigo Gayosso Cepeda (PRD y PSD) cercano a Graco Ramírez, empresario, ex Secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca. Jorge Armando Meade Ocaranza (PRI), ex Delegado Federal de SEDESOL, ex Diputado Federal, ex funcionario del Infonavit, Corett, Issste y ex Secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública de Morelos. Nadia Luz Lara Chávez (Verde), Magistrada y ex Presidenta del Poder Judicial de Morelos. Jesús Alejandro Vera Jiménez (Nueva Alianza) ex Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Fidel Demédicis Hidalgo, ex Senador del PRD.

Morelos es un pequeño laboratorio que nos indica lo que sucedió con esta elección pero a nivel Federal. De todos los candidatos a Gobernador del Estado, sólo los candidatos del PAN y del PRI, no eran reconocidos por sus escándalos en la política local. Todos los demás, en alguna u otra medida han tenido escándalos.

Prácticamente todos los currículos profesionales y académicos de cualquier otro candidato distinto al “Cuauh,” hubieran favorecido más el perfil requerido para gobernar la entidad. Pero, la ciudadanía de Morelos ya ha experimentado los gobiernos del PRI y del PAN, incluso del PRD, y con ninguno han terminado satisfechos. ¿Blanco era la opción correcta? Quizá no, pero representaba “el cambio,” gozó de la popularidad que emanó de AMLO. ¿Se votó por castigar a los partidos de siempre o se votó por mejorar Morelos?

La conclusión, es que en esta elección, no importaba ser famoso o no, sino la opción que representaban ante la ciudadanía. Es decir, la marca política que estaba detrás sí fue un factor clave. Cuando los famosos fueron abanderados por la coalición de AMLO, fueron casi invencibles. Pero cuando fueron impulsados por cualquier otra opción política tuvieron grandes dificultades para ganar, sin importar su popularidad mediática. La realidad, es que en el camino quedaron muchos perfiles que eran mucho más idóneos para desempeñar las funciones públicas.

---

Consultor en Relaciones Públicas y Marketing. Profesor de la UNAM y coordinador del Diplomado en Marketing Político de la Ibero.

Twitter: @drgustavoadolfo

Facebook Fan Page: Gus Pérez