Menu
RSS

Es un chavo de no más de 25 años, le llamare Héctor, buen muchacho, no fuma, no toma, dedicado a trabajar, de esos que reflejan un buen esquema educativo tanto escolar como familiar...de esos que creen en su país, que le invierten tiempo y esfuerzo y que

picotazo politico

Es un chavo de no más de 25 años, le llamare Héctor, buen muchacho, no fuma, no toma, dedicado a trabajar, de esos que reflejan un buen esquema educativo tanto escolar como familiar...de esos que creen en su país, que le invierten tiempo y esfuerzo y que de ahí sujetan sus proyectos personales...

Héctor puede ser su hijo, nieto, hermano, el tiene dos más, sus padres orgullosos le apostaron a sus vástagos y no se equivocaron: son buenos muchachos...pues a Héctor le ha ocurrido lo que a muchos mexicanos les sucede todos los días, fue asaltado durante un viaje al bajío ,fue a una boda junto con su novia, lo golpearon hasta cansarse .quedo tirado en medio de un charco de sangre, fracturas en la nariz, golpes en todo el cuerpo, todo reparable por fortuna...lo que no tiene remedio es que sea a un ciudadano de bien el que producto de la incontrolable ola de violencia le pase esto...Héctor está vivo por fortuna, ha salido con bien de las distintas operaciones, pero su ruta no es distinta a la de otros, que inmersos en la idea que aquí trabajando se llega se alcanzan las metas...pues no, se topan con una brutal realidad la cual indica que el crimen rara vez paga...que son los delincuentes los que deciden como ya que hora se acaba nuestra respiración...no importa cuantos Héctor se dediquen a entregarle su talento a este paisano importa si aquí se quedan sus impuestos, si generan empleo, si son estudiantes, empresarios, pasajeros en el micro, cajeras o recepcionistas, obreros o carpinteros...los Héctor suman cientos de miles, millones , los miserables delincuentes son pocos pero nos mantienen en el terror y esto es posible gracias a que México goza uno de los peores sistemas de justicia del planeta..El revoltijo se compone de impunidad, complicidades, ausencia de un nuevo andamiaje legal que castigo de manera firme, indudable y tajante a aquellos que cometen este tipo de actos...el secuestrador sigue haciéndolo porque sabe que sus actos no tendrán mayores consecuencias, el que viola hace lo mismo, el que atraca en la calle igual, el que mata en el micro sabe lo mismo...qué sucede Que no existen castigos reales a problemas reales...un ladrón sabe que otro ladrón como los duarte pueden andar libres por la vida porque sus socios y su dinero se lo permiten, entonces toda la escala de corruptores de la legalidad hacen lo que se les pega la gana...no es acaso tiempo de que nos dejemos de tonterías y de esa doble moral y pongamos un hasta aquí La pena de muerte es para nosotros y la aplican los delincuentes, ellos si...y ¿Cómo nos defiende el estado mexicano? Con saliva, mucha saliva y con empanadas de que un criminal tiene derechos humanos...mentira...quien comete un crimen tiene que pagar con la misma moneda. Un tanto por un tanto...no hay retroceso en la sociedad si esta comienza a defenderse con las armas del ojo por ojo...no hay de otra, y ese es el camino si queremos rescatar a la parte sana de los mexicanos, esa que vive acobardada por los criminales y por la omisión de distintos gobiernos.