Menu
RSS

Reaparece Nico

  • Escrito por http://www.elpuntocritico.com

entreparentesis

Personas discriminadas

Se fue Rafael Luviano

*DSPUES DE largo tiempo que no aparecía el popular exchofer del Peje López Obrador, Nicolás Mollinedo, mejor conocido como Nico, la semana pasada

reapareció como funcionario en la delegación Cuauhtémoc, con su amigo Ricardo Monreal, quien le otorgó el puesto de subdirector de Recolección y Tratamiento de Residuos, con un salario de 22 mil pesos, el nuevo delegado, afirmó que le dio este empleo, porque trabajó en su campaña, además “es buena persona, proba, honesta y eficaz”. Aclaró Monreal, que Mollinedo está a prueba durante los primeros cien días de esta administración.

*EN EL DIA Mundial de la Salud Mental, (10 de octubre), el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, (COPRED), reconoce que las personas con enfermedades y discapacidades psicosociales, pertenecen a un grupo vulnerable altamente discriminado. En muchos casos la dignidad de estas personas no se respeta y a menudo se encuentran encerradas en instituciones, algunas sufren maltrato físico, o emocional y a otras se les niega el acceso a atención general y de salud mental y se les priva de oportunidades de empleo.

Este año, se informó, en la conmemoración mundial de la Dignidad de la Salud Mental, es crear conciencia de lo que se puede hacer para garantizar que las personas con problemas de salud mental puedan seguir viviendo con dignidad.

*RAFAEL LUVIANO Delgado, compañero periodista y exdiputado, falleció el fin de semana pasado, fue un luchador social y desde su curul en la Asamblea Legislativa, trabajó para que los cuerpos policiacos de la ciudad cumplieran con su deber de cuidar a la gente a través de los programas de seguridad pública. El fue víctima de policías que utilizaban el uniforme y la patrulla de la policía capitalina para asaltar automovilistas.

Trabajó en la sección cultural del diario Excélsior y cubrió otras fuentes de información, luego pasó a la política y fue un diputado valiente y trabajador. Descanse en paz, el buen amigo Rafa Luviano, con seguridad al lugar que llegue, seguirá trabajando como periodista y como luchador social, de esos de a de veras, no como muchos que sólo ocupan esta actividad para su provecho personal.