Menu
RSS

El pragmatismo de EPN ante Trump

puntales

A lo largo de la historia de las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos, las amenazas de los gobernantes en turno de la Unión Americana,  entrantes o salientes, siempre han prevalecido y con ello los mexicanos hemos aprendido a vivir.

Si México goza de una estabilidad macroeconómica, con finanzas públicas sanas, reformas estructurales que están rindiendo frutos, como presumen todos los funcionarios públicos, desde el Presidente de la República, el secretario de Hacienda José Antonio Meade y el propio gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, y otros de menor calado, por qué entonces tanta preocupación y apanicamiento del Gobierno Federal por el cambio de gobernante en Estados Unidos.

A juicio de muchos especialistas, parece ser que se ha sobredimensionado la preocupación por lo que haga o deje de hacer el rijoso Donald Trump y sus amenazas de deportación masiva de indocumentados. Si en verdad nuestro país goza de la fortaleza económica que dicen nuestros gobernantes tiene, porque entonces tanto brinco. Basta recordar, en relación a la expulsión de connacionales, que en la administración del señor Barak Obama suman más de 7 millones de personas deportadas y el país sigue en pie.

Si la fortaleza económica de México es real, entonces habría que creerle al señor Presidente o por lo menos darle el beneficio de la duda a estas alturas de su administración, de que su gobierno trabaja desde tres frentes para generar certidumbre en el mercado y garantizar a los inversionistas un panorama sólido para el desarrollo de negocios en el país.

El Presidente Peña Nieto ofreció a los inversionistas un panorama sólido y confiable del sistema bancario y estabilidad macroeconómica del país. Más aún, prometió que su gobierno adoptará las medidas necesarias para garantizar finanzas públicas sanas, un tipo de cambio flexible y autonomía monetaria.

Reconoció por primer vez que hay incertidumbre del manejo político que asumirá el gobierno del presidente electo Donald Trump, por lo que enfatizó que México trabajará de manera pragmática en busca de acuerdos que sean de utilidad para el país y toda la región de Norteamérica. Más aún, defenderá la soberanía del país y la protección de connacionales como temas no negociables.

El Infonavit del futuro

Uno de los foros más importantes en materia de vivienda que se han llevado a cabo en lo que va del año, destaca sin duda el que recién organizó el Infonavit, que dirige David Penchyna Grub, en donde, sin rodeos ni rollos se abordaron temas sobre el presente y futuro de la vivienda en nuestro país.

Durante dos días de la Primera Cumbre de Financiamiento a la Vivienda, que con mucho acierto y éxito llevó a cabo el Infonavit, la mayor hipotecaria de América Latina, se escucharon los puntos de vista de especialistas y expertos del sector y de acuerdo con Penchyna, el Instituto está abierto a nuevas ideas, convencidos sus directivos y personal que ahí labora de que las sociedades cambian, que la familia no es estática, las familias evolucionan, crecen y cambian sus expectativas, y los jóvenes son sinónimo de cambio.

Por ello, el Infonavit tiene la obligación de cambiar con ellos, nada más cierto que eso, porque la demanda de casa habitación en el país va en aumento cada año, pero también la necesidad de brindar la protección al ahorro de aquellos trabajadores que aún no han ejercido un crédito hipotecario.

Escribanos a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., también síganos en http://www.habitatmx.com/ *Periodista. Director de la Revista HábitatMx