Menu
RSS

Empleo formal para la informalidad empresarial

puntales

Desde hace ya algunos años se han alzado las voces en distintos sectores, desde el Legislativo, el Ejecutivo e incluso en el poder Judicial, además del académico y sindical, por regularizar a las empresas outsourcing, es decir aquellas compañías que han encontrado su mina de oro con la subcontratación de personal.

Y nos son pocas las instituciones que contratan los servicios de estas empresas, dentro del gobierno federal todas las dependencias, o casi todas tienen ese tipo de contratos sobre todo para el aseo de las oficinas, los bancos y otro tipo de compañías también recurren a ellas para allegarse personal sin ninguna responsabilidad laboral para el tercero contratante.

El propio Banco de México, por ejemplo, antaño una de las instituciones emblemáticas en el mundo laboral por su grandes prestaciones (aún las mantiene, aunque para cierto tipo de personal), tiene sus propias empresas outsourcing que le proveen de empleados sin ninguna responsabilidad para el Banxico, que encabeza Agustín Carstens.

Lo cuestionable no es el empleo que se genera vía el outsourcing, sino la forma en que se lleva a cabo en México, porque las personas que son contratadas por una empresa de este tipo, en la mayoría de las veces no tienen ni las prestaciones de ley, además de los bajos salarios y están fuera los esquemas de seguridad social.

Eso por decir lo menos, porque en México prevalece la irregularidad en tercerización de empleados, pues de 900 empresas que en promedio ofrecen estos servicios, sólo 100 tienen registro ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De estas sólo 40 pagan los impuestos correspondientes. Es algo así como generar empleo formal vía el outsorcing, pero para que las empresas que lo practican vayan a la informalidad, sin pagar impuestos.

Un informe de la consultoría Staffing Industry Analysts 2016, que evalúa la condición del outsourcing a nivel mundial, revela que de las 40 compañías que cubren los impuestos, sólo 20 cumplen con los estándares establecidos por la Asociación Mexicana de Capital Humano (AMECH), permitiendo auditorías legales y fiscales.

En 2015, estas 20 empresas generaron ingresos por 1,400 millones de dólares (21,900 millones de pesos). Al integrar esta cifra con los ingresos generados por el resto de las empresas registradas en el país, el mercado de outsourcing en México equivale a 4,400 millones de dólares, (equivalentes a 70,000 millones de pesos).

Al comparar dicha cifra con el reporte Staffing Industry 2015,  esta industria registró un crecimiento de 12.9%, sin embargo, debido al incremento del dólar frente al peso mexicano este año, se habla de un mercado de tercerización que decreció 1% en términos de dólares.

En su diagnóstico, la referida consultoría puntualiza que en México las 4 principales empresas de la industria representan 74% del mercado en el país, siendo Manpower Group la que ocupa el primer lugar con 38% del mercado, lo que indica que gran parte del negocio formal está concentrado en este pequeño grupo.

Otros datos sobre contratación en México del IMSS, destacan que entre enero y octubre de este año, los empleados eventuales han crecido 7.4% comparado con el mismo periodo del año anterior. Las industria que más empleos han generado, dentro de esta categoría, son servicios sociales y comunales 30.6%, agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca 21.2% e industrias extractivas 10.3%.

El total de empleos (permanentes y eventuales) generados entre enero y octubre de este año son 913,921 frente a 815,881 reportados en el mismo periodo en 2015, de acuerdo con datos del IMSS.

Algarabía gubernamental por la NFL

El partido de futbol americano entre los Raiders de Oakland y los Texanos de Houston la noche del pasado lunes en el Estadio Azteca, generó tal algarabía en las altas esferas del gobierno federal que tal parecía que la NFL (en español, Liga Nacional de Fútbol Americano), es la panacea a los problemas económicos de México y el mecanismo para hacerle frente al efecto Trump.

Al menos así lo dejaron entrever algunos funcionarios, entre ellos el propio secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, quien se aventó la puntada de decir, más allá de los 80 millones de dólares que presuntamente dejó como derrama económica el juego de futbol, que la presencia de la NFL en México es demuestra la confianza en nuestro país y en su economía.

Y dijo más para justificar su argumento. Por ejemplo, que en México hay más seguidores de la NFL que toda la población de Portugal, Grecia y otros 170 países

En su cuenta de twitter, el funcionario dio a conocer que se reunió con el comisionado de la NFL (en español, Liga Nacional de Fútbol Americano) Roger Goodell, y trataron la importancia de México para esa organización.

,

La Ciudad de México, abundó, es la séptima ciudad con más seguidores de la NFL, después de Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Filadelfia, Dallas y Houston.

Vaya puntada del doctor Meade, pues ahora resulta que un juego de futbol americano viene a apuntalar a la economía nacional, cuando creemos, caso contrario, que esas declaraciones son sólo una muestra más del apanicamiento dentro del gobierno federal por la llegada del rijoso Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.

Síganos en www.habitatmx.com .  Escríbanos también a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 

*Periodista