Menu
RSS

Talleres Gráficos (Luis David Fernández Araya)

Nuevo Tratado de Libre Comercio México-Unión Europea

  • Escrito por Daniel Gabriel Ávila Ruiz
  • Visitas: 249

Dar voz

Daniel Gabriel Ávila Ruiz*

En días pasados el titular de la Secretaría de Economía anunció modificaciones al tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (UE). Este acuerdo es uno de los más importantes en materia de intercambio que ha llevado a cabo nuestro país, debido a que nos acerca con socios comerciales con alta capacidad de mercado fuera de Norteamérica, tal como España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Holanda, entre otros.

En esta revisión, el Gobierno Mexicano pudo defender la venta del queso manchego bajo este nombre debido al reclamo de la denominación de origen por parte de productores españoles. Este nuevo tratado permitirá eliminar las barreras arancelarias entre México y los 28 países miembros de la Unión Europea y sus demarcaciones fuera del viejo continente.

Asimismo, el instrumento permitirá la defensa de derechos comerciales y de litigios que pudiesen derivarse mediante el comercio electrónico. Una ventaja adicional es que en un próximo período algunas naciones aledañas como Turquía, Bosnia y Herzegovina, Albania y Kosovo pueden integrarse a este bloque, lo que daría nuevos mercados a los productos mexicanos.

El acuerdo entre la UE y México es también un éxito de la diplomacia nacional, ya que nuestra nación fue la primera del continente americano que celebró un tratado de tal magnitud con este bloque comercial. De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de 1999 a 2015 “las exportaciones mexicanas a la UE lo hicieron en un 233%, mientras que las exportaciones de la UE a México aumentaron un 236%, en el mismo periodo”. Estas cifras nos dan una idea de lo importante que será para México abrir mercados a nuestros productos mediante este tipo de pactos.

Posterior a la modernización de este intercambio comercial, es importante para México reducir el déficit que existe entre exportaciones e importaciones con la Unión Europea, el cual muestra una balanza comercial desfavorable de 14 mil 355 millones de euros para 2015. El nuevo acuerdo debe ser una oportunidad significativa para atraer inversiones y desarrollar tecnologías que produzcan beneficios para la población mexicana.

Pese al saldo negativo, en ese año México fue el décimo quinto socio de importancia comercial para la UE, con cerca de 2% de las ventas del comercio exterior. Artículos como automóviles, textiles, medicinas, equipo técnico o cosméticos pueden ser adquiridos sin gravámenes en comercios nacionales.

Es importante que México estreche lazos con países que siendo europeos no están asociados a la UE como Suiza o Noruega, a fin de que los productos mexicanos encuentren espacios en esos mercados. Las posibilidades que ofrece el libre comercio son infinitas y hacen crecer el dinamismo comercial de forma constante. Con este tratado nuestro país da pasos decididos a fortalecer el vínculo con naciones que anteriormente no eran socios comerciales de primer orden. La calidad, esmero y dedicación de los trabajadores nacionales ahora son respetados en todo el mundo.

*Senador por Yucatán. Presidente de la Comisión de Reforma Agraria, Secretario del Comité Directivo del Instituto Belisario Domínguez y la Comisión Bicameral del Canal del Congreso e integrante de las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Turismo, Juventud y Deporte.