El día de ayer jueves 27 de mayo, en punto de las 19 horas en la terraza del Hotel Plaza, se dió la reunión de los miembros de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión en la que se presento y tomo protesta a la nueva Mesa Directiva de la AMPERT. Esta Mesa Directiva, nombrada por el
Presidente de la AMPERT, Miguel Ángel López Farías, está integrado por primera vez en la historia de la Academia en su totalidad por mujeres, talentosas de gran experiencia profesional y académica. 
 
Las siete vicepresidencias se integraron de la siguiente manera:
Marta Obeso Vicepresidencia Nacional, Marta Eugenia Dávila García; Vicepresidencia de Igualdad de Género, Gisela Ramírez; Vicepresidencia de Radio y Televisión, Adriana Páramo Moguel; Vicepresidencia de Enlace con las Cámaras de Comercio e Inversión Privada, Ivonne Romero Loya; Vicepresidencia Académica, Editorial y el Rescate a la memoria periodística, Yazmín Alessandrini; Vicepresidencia de Atención a Socios y Judith Sánchez Reyes; Vicepresidencia de Enlace con Gobierno.
 
Cabe destacar que durante el evento se hizo un reconocimiento especial al periodista Lic. Leopoldo Mendivil Echevaria, expresidente de la ANPERT en el periodo 2008-2012 y miembro del Consejo Nacional de Honor, presentando una breve semblanza de su trayectoria mediante un informe realizado por el presidente fundador de la Academia, el Lic. Enrique Lazcano Vázquez.
 
Con este discurso inició el presidente de la Academia Nacional de Periodistas,  Miguel Ángel López Farías , para hacer un reconocimiento a la labor profesional de más de 60 años de Leopoldo Mendivil y de la importancia que representa en estos momentos la defensa de la labor periodística de los comunicadores de todo México ante el embate del autoritarismo.
 
"Y nuevamente estamos aquí, para algunos," los malditos periodistas ", las mujeres y hombres que se les indigestan a los borrachos de poder… Para muchos mas, somos los que a punta de tinta, de ideas y de imágenes levantamos el grueso muro de defensa en contra de la esbozada tiranía… A muchas las han matado, a decenas los han asesinado… Pero no se necesita un sicario de carne y hueso para enviar el mensaje de los déspotas, basta con que desde las siete de la mañana se nos deje una versión oficial de narco manta recordando que les estorbamos, que incomodamos, que deben ponernos bozal. 
 
Pero allá ellos, es su vocación la de querer pasar al basurero de la historia como pretendidos seductores de la patria (y vaya que está lleno). Nuestro trabajo es darle narrativa a estos días llenos de incertidumbre, odio y frustración.

Nunca habíamos sido tan agredidos, las y los periodistas, las y los comunicadores, somos desde el poder, objeto de la metralla más nutrida, salvaje y desproporcionada por los mismos que echaron velas a la mar portando banderas de redentores de la democracia y la justicia … Se nos olvidó preguntarles: ¿¿¡¡¡quién nos liberara de nuestros libertadores ?? !!! 

Un virus nos han paralizado, uno invisible y asiático, capaz de regresarnos a las cuevas y evitar salir para no ser devorados por las amenazas de los contagios… El planeta retorna al miedo, somos primitivos de nuevo, huérfanos, los gobiernos se pasman y ante los vacíos vemos el banquete que se ofrece en las redes sociales, de vuelta a los tiempos del oscurontismo, de nuevo los iluminados que desde la más insupina ignorancia decretan que el cubrebocas no sirve y por ello no lo utilizan… Enamorados de sí mismos y de su "fuerza moral ... Es el" anti -gobierno ... De tréboles de cuatro hojas, de ocurrencias, de milagrerías y demás locuras.

La Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión es una butaca privilegiada en México, observadora y preocupada por lo que sucede en estos frentes de batallas… Y nuestras bajas son cuantiosas, duelen, sea por qué el COVID se llevó a extraordinarias periodistas y grandes comunicadores o por qué el desastre económico ha cobrado víctimas con el desempleo ... Y debemos ser claros, una cosa es quedarte sin trabajo por ajustes financieros de una empresa y otra muy distinta es que desde la oficina de Comunicación de Presidencia y con la venia del señor de palacio se instaure una estrategia de exterminio en contra de las empresas de comunicación que no hacen eco de su propaganda. Esa es una variante de genocidio periodístico y repito, no se necesitan las masacres de Ruanda, entre tutsis y utus, o de Kosovo, o los getos de la Alemania nazi… 
 
Basta con que se amenace a un dueño, al propietario de algún periódico, estación de radio o TV para que las y los periodistas sean llevados a las cámaras e gas del despido .

Las y los periodistas de esta Academia y de México somos como aquellos partisanos de la europa invadida por Hitler, somos la resistencia y asumimos la responsabilidad de que ningún hecho, ningún suceso o noticia quede fuera de la mesa de las disecciones, somos los responsables de que el valor de las ideas sean nutridas con nuestro trabajo, este país merece gobiernos que estén a la altura de los reclamos, sensibles y empáticos, gobiernos que ocupen las visceras para procesar sus alimentos y no para tomar decisiones .

Los enemigos de méxico no son las y los periodistas, nosotros no le damos la mano a los narcos, ni tenemos el poder de liberarlos. Nosotros no protegemos violadores ni los hacemos candidatos. Nosotros no intervenimos en políticas cambiarías, ni vemos con naturalidad la venta de niñas indígenas… Los y las periodistas no construimos líneas del metro ni trampeamos licitaciones para los trenes… La gran mayoría de las y los periodistas vivimos en sencillas casas, algunas rentadas otras hipotecadas. Ni soñando alcanzaríamos las 25 propiedades de algunos de ellos o las 9 de la titular de la Función Pública o las 6 de un candidato… de ellos. 
Son los corruptos, ellos son, quienes las tienen… no los periodistas.

La Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión se levanta en medio de la noche más amarga para el mundo, pero principalmente para nuestro querido país. Han sido días muy complejos. 
 
Tratar de mantener el espíritu en alto no es fácil, pero, hoy, esta noche, nos volvemos a reencontrar, rostros de muchos viejos conocidos, de grandes amigos y amigas … Y es hoy la ANPERT un gran ejemplo de estoicismo, de resistencia, repleta de cambios y fortalecida con el valor y constancia de ellas, mujeres periodistas que hoy encabezan la primera línea ideológica y de trabajo, las vicepresidentas de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión.

Y sin lugar a dudas, son ellos, los jóvenes, los chavos y chavas, la sangre más noble y de ardiente pecho los que con sus enormes habilidades e incontenible entusiasmo toman la estafeta generacional de lo que algún dia será su propia arena de medios y su propio camino académico. 

La ANPERT es muy nuestra, es de las y los que la han llenado de experiencia, aquí, las cabezas blancas y las miradas profundas nos reflejan que estamos llenos de lujo, de grandeza ... La voz sabia de los que han dejado su vida en los medios son nuestra joya… pronto habremos de reunirlos en una biblia viviente.

Quiero agradece a todas y a todos ... Este es un reencuentro, uno cagado de emociones, de alegrías y de nostalgias... Es nuestro evento, es para esta familia, la nuestra. 
 
No es una pasarela para los poderosos, es una barra libre para nosotros; los cansados viajeros. 
 
Lo de esta noche es una manera de recordarnos que las y los periodistas,por más que nos ataquen, somos una especie muy difícil de extinguir. 
 
Eduardo Ramos Fusther
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. @RamosFusther
Licenciado en Derecho, Licenciado en Seguros y Fianzas y Administración de Riesgos. Maestrante en Pedagogía por la Universidad YMCA. miembro del Consejo Nacional de Honor de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT). Titular de "El Punto Crítico Radio" y Editor del periódico El Punto Crítico. 48 años ejerciendo el periodismo.