Menu
RSS

El campo agrícola y pecuario de la Ciudad de México será reimpulsado

banner 2

La Ciudad de México rescatará sus tierras agrícolas y agropecuarias como una necesidad de apoyo a los campesinos de las zonas rurales y delegaciones suburbanas, por ello a través del organismo Conservación y Uso Sustentable de Suelo y Agua, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, invertirá 35 millones de pesos para fortalecer la infraestructura de este sector productivo capitalino.

La Sederec se comprometió a recuperar y explotar la vocación original de la tierra para lograr mejores cosecha y elevar la productividad del campo agrícola y pecuario del DF.

Actualmente nuestra superficie rural, explica la dependencia, comprende casi 34 mil hectáreas, en siete delegaciones: Milpa Alta, Tláhuac, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Tlalpan, Magdalena Contreras y Xochimilco.

Ante el reto de que la Ciudad de México se caracteriza por ser el mayor centro de consumo de alimentos en el país, obliga a tecnificar el campo para asegurar la salud animal y vegetal y posicionar a nuestros productos a nivel nacional e internacional.

El GDF con esta decisión contribuye a la conservación, uso y manejo sustentable de los recursos naturales como el suelo, el agua y la vegetación, además de beneficiar la producción de ganado.

Entre los trabajos de infraestructura para la conservación y uso sustentable del suelo y agua, a los que se destinarán los 35 millones de pesos, reitera la Sederec, destacan los bordos y canales de derivación de escurrimientos para encauzar las precipitaciones pluviales de las zonas cerriles hacia ollas de captación para que los campos de cultivo de hortalizas, maíz, nopal, frutales y flores de ornato, puedan contar con el líquido en tiempos de estiaje.

También se laborará en las presas de desviación de escurrimientos, compuertas, pozos de absorción, tinas ciegas, zanjas-bordo construidas en terrenos no agrícolas y zanjas de infiltración tipo trinchera. Se optimizará el agua de lluvia para revertir el deterioro de los ecosistemas, con medidas que ayuden a preservar el suelo y biodiversidad de estas regiones.

El proyecto de infraestructura para reconstituir el campo capitalino contempla además, obras de afinamiento de taludes que afectan las zonas de siembra y caminos de acceso a los cultivos. Se construirán rutas saca-cosechas, entre varias obras más.