Menu
RSS

Gobierno mexicano le comprará armas viejas a Israel

polnal2-armamento

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), afirmaron al periódico El Punto Crítico que el gobierno mexicano tiene la intención de comprarle a Israel armas en desuso con la finalidad de aumentar el arsenal nacional que en su mayoría es obsoleto.

Sin mencionar sus nombre reales con motivo de seguridad y por medio de una entrevista telefónica, los elementos castrenses afirmaron “que por la falta de presupuesto militar 2013”, la institución armada se quedó sin recursos para comprar armamento nuevo.

Afortunadamente el gobierno israelí les ofreció una alternativa, ya que los mayores proveedores de armamento del país –Estados Unidos, Rusia- no quisieron rebajar los precios de sus productos, mismos que la nación asiática si pudo hacerlo.

Explicaron que el verdadero negocio de los israelíes es extraer la pólvora de las balas o misiles que utilizaron en un evento beligerante o de pruebas militares anteriores, para después fundir los casquillos o material metálico para que sea reciclado posteriormente.

Precisaron que dicho proyecto se llama “Teuza”, el cual tiene como objetivo deshacerse de su armamento obsoleto en un periodo de cinco años para que el mismo sea sustituido por nuevo y de alta tecnología, a costa de naciones de poco poderío militar.

Entre el armamento ofrecido a México se incluye tanques, cañones, aviones, buques de guerra, helicópteros y sistemas de defensa aérea a precios irrisorios, mismos que quiere aprovechar la misma Sedena.

Entre lo que pretende comprar el gobierno mexicano son 44 aviones de asalto Skyhawk, de más de veinte años de que fueron producidos, posiblemente utilizados en la Guerra del Gofo a principios de los noventas, pero ahora se usarán para el combate contra el narcotráfico.

Cabe recordar que México en estos momentos vive una “crisis de seguridad” cuyos gobiernos alrededor del mundo la consideran como “guerrillas” principalmente en el estado de Michoacán donde prácticamente se alcanzó un estado de sitio creado por el Ejército Mexicano.

La situación propicia la necesidad que los cuerpos de seguridad del país deban armarse con equipo de alta tecnología que pueda equipararse con el armamento obtenido por el crimen organizado que en la mayoría de las veces es superior al usado por las policías municipales.

Se recuerda que desde el sexenio de Felipe Calderón el gobierno mexicano comenzó a comprar armamento de primera generación, como lo dio a conocer la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), especificando la necesidad de tener más y mejor armamento para contrarrestar los efectos del narcotráfico.

Cabe recordar que desde hace décadas el ejército israelí le ha vendido armamento a países principalmente de la región a la cual pertenece- medio oriente- mismo que se encuentra envuelta en diversos conflictos bélicos, mismos que fortalecen la economía israelí.

A pesar que el discurso de Shimon Peres ha sido retórico en propiciar “la paz y seguridad “entre las naciones, no es así, cabe destacar que una de las principales industrias israelitas es la armamentista, convirtiéndose en una de las más desarrolladas del planeta.

Es por ello que la intención del gobierno mexicano de comprar armamento israelí es al parecer “una buena decisión” en caso de que realmente quiera modernizar a las Fuerzas Armadas del país, con la finalidad de que combatan de mejor manera las huestes del crimen organizado.

Por otra parte El Punto Crítico le dar a conocer que actualmente el ejército israelí funciona bajo un mando unificado, encabezado por el Jefe de Estado Mayor, o el presiente de aquella nación, organismo con autonomía de desarrollo y presupuesto que le permite la venta de armas y otros enseres a otras naciones del mundo.

Cabe destacar que dicho ejército tiene 187.000 soldados profesionales y personal de carrera, las Fuerzas de Defensa de Israel se basan sobre todo en sus reservas de 565.000 soldados, llamadas de forma regular para entrenamiento y servicio. Cuando se movilizan las reservas en tiempos de guerra, el ejército puede sumar hasta 752.000 soldados combatientes, número considerable tratándose de un país con sólo siete millones de personas y cuya movilización puede tomar entre 24 y 72 horas.

ARMAMENTO NACIONAL, INSUFICIENTE

En el 2009, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realizó su último censo de armas, contabilizando un poco más de 150 mil con 331 millones de cartuchos, mismos que alcanzarían para un combate de 12 días en caso que otra nación invadiera a la nuestra.

Sin embargo la dependencia federal no “ha contabilizado nuevamente el armamento nacional”, a pesar que el presiente Felipe Calderón lo aumentó, pero la presente administración no ha dado a conocer el poderío militar mexicano actual.

La situación anterior y los fondos insuficientes del Ejército han obligado al gobierno de Enrique Peña Nieto a que negocie la compra de armamento barato con países fabricantes de tecnología beligerante como es el caso de Israel.