Menu
RSS

A debate el aborto

  • Escrito por Eduardo Blanco

LO BLANCO y LO NEGRO

La palabra aborto, proviene del latín abortus, que significa “sin nacimiento”.
Sabemos que el aborto es la interrupción del desarrollo del embrión, antes de que éste alcance su madurez, lo cual oscila entre la primera y décimo segunda semana aproximadamente.
Durante décadas ha sido severamente castigado el hecho de permitir, realizar u optar por un aborto, independientemente de las causas que conlleven a tomar dicha decisión. Sin embargo, también el Gobierno se ha dado a la tarea de tratar de reducir el número de muertes como consecuencia de un aborto inducido, mal ejecutado, que va desde las pláticas de orientación sexual, hasta llegar despenalización en el 2007 en la Ciudad de México.
En gran parte de las entidades de México, el aborto está penalizado, excepto en algunos supuestos que le legislación penal prevé, como lo es: violación, riesgo de vida para la mujer, aborto imprudencial, malformaciones genéticas o congénitas, inseminación artificial no consentida, entre otros.
Es preciso comentar que, en la Capital del país, se permiten realizar procesos abortivos seguros en las instituciones médicas, sin que no se rebasen las 12 primeras semanas de embarazo, esta modificación al Código Penal en el 2007 se realizó cuando gobernaba Marcelo Ebrard Casaubon, y la misma fue motivo de acciones de inconstitucionalidad, ante las cuales la Suprema Corte de la Nación, se pronunció por la constitucionalidad y por ende la validez de la ley.
Pero nuevamente se avecina un debate sobre el tema, por la reforma de la Legislatura de Nuevo León realizó, para señalar. “se protege la vida desde el momento de la concepción” estableciendo que el aborto se sancionará con cárcel y las penas irán de entre 6 meses a un año de prisión; exceptuando la causal de violación y que la vida de la madre esté en riesgo.
En este sentido, hoy en día mujeres de varios Estados que se trasladan a la Ciudad de México para que les sea realizado el proceso, la cifra asciende a 205, 580 desde el 2007 al 31 de diciembre del 2018.Las residentes en la CdMx son quienes lideran el número de esta práctica, seguidas del Estado de México, Puebla e Hidalgo; prevaleciendo el grado de estudios de nivel medio superior y el estado civil soltera de quienes se han sometido al tratamiento.
Sin embargo, este ha sido, es y será un tema sensible para la sociedad mexicana, el mismo va mas allá por es la salud pública de las mujeres la que está en riesgo por ende se tiene que tocar desde esta perspectiva, dejando de lado los prejuicios y preceptos sociales, por ello las campañas de prevención de los embarazos “no deseados” son esenciales, educar a los jóvenes a una sexualidad “responsable”. Que se inicie el debate.