pemx

Petróleos Mexicanos (Pemex) perderá hasta 10 mil millones de dólares en diversas operaciones extranjeras de poca relevancia y que han afectado el rendimiento y capacidad de la paraestatal de sus ventas en el exterior, tal como son los casos de la compra del buques y el astillero de JB hermanos de la Coruña España y otras operaciones para la generación de electricidad.

En entrevista con el programa radiofónico “Voces al Aire” de ABC Radio, que dirige Eduardo Ramos Fusther, el senador del Partido del Trabajo, y ex gobernador de Puebla Manuel Bartlett Díaz, explicó que Juan José Suárez Coppel debe dar cuentas al país de estas operaciones fraudulentas y que sólo generan ganancias para unas cuantas empresas trasnacionales, principalmente españolas, como es el caso de la vente de buques petroleros y el nuevo astillero que acaban de adquirir a través de una operación muy inteligente.

“Desde hace ya un buen tiempo los últimos gobiernos mexicanos responden a intereses transnacionales respondiendo a operaciones y acuerdo que se aterrizan en lo obscurito. Pillerías. Ahí está el caso de Repsol en el que se adquirieron acciones por parte de Pemex y que ha venido resultando un fraude”, indicó.

Durante la transmisión por el 760 de AM, el senador de la república quién fuera secretario de gobernación en aquel polémico año de 1988, reiteró que hay un afán poco claro de que México apoye el rescate de España y principalmente que sus empresas entren al mercado energético aprovechando el tráfico de influencias.

Explicó que estas operaciones ha resultado un fiasco para el país ya que están perdidos recursos por más de 10 mil millones de dólares de operaciones en las que se prometió una nueva refinería y no se hizo nada. “Calderón aprobó este tipo de operaciones. Ambos son responsables de este desfalco”, apunto Manuel Bartlett Díaz.

Dijo que Juan José Suarez Coopel debe ser llevado a la justicia mexicana para que responsable por estas acciones ya que no se ha aclarado dónde quedó este dinero y alegan que están en fideicomisos en el extranjero en los que no pueden revelar sus contenidos.

Respecto a los astilleros adquiridos por Pemex en España, se dijo que esto es una mentira ya que se ha alegado que en México los astilleros no cuentan con la tecnología necesaria para producir los barcos que se requieren. “Es una mentira ya que hay en México astilleros con prestigio, que cuentan con la tecnología. Y si no se tiene se compra en el exterior y no ir a comprara empresas en el extranjero como lo hizo Calderón y ahora Peña Nieto quién se ha impresionado con los reyes de España”.

Asimismo aseguró que el llamado Pacto por México firmado por los principales partidos han dejado de lado en el Congreso y en el senado el despilfarro de 10 mil millones de dólares, en los que alguien debe de responder por estas acciones.

Compra del astillero

El pasado 2 de mayo Petróleos Mexicanos suscribió una carta de intención para la compra del 51% de las acciones de la compañía Hijos de J. Barreras, con el que busca la transferencia a mediano plazo del conocimiento tecnológico de la firma española para modernizar su flota.

“El objetivo que persigue Pemex, a través del vehículo de inversión seleccionado, es transferir a mediano plazo el conocimiento tecnológico de HJB para crear capacidad constructora de buques especializados en México, a fin de poder atender la demanda de Pemex”, se informó a través de un comunicado.

La paraestatal señaló que se tiene prevista una aportación inicial de 10 mde, la cual se realizará de manera con accionistas de HJB, que está saliendo de un proceso de concurso mercantil y que se prevé reinicie operaciones en breve.

El acuerdo, en el que Pemex es asesorada por la firma Athelera LLC, establece la modificación y fortalecimiento del gobierno corporativo de HJB, que se estará incorporando a mejores prácticas a nivel internacional, informó Pemex y agregó que el astillero ya realiza una campaña de promoción, enfocada a acelerar la recepción de pedidos.

Suárez Coppel, ex director de Pemex, es ahora

consejero de firma Jacobs Engineering Group

Recientemente luego de desempeñarse como director de Pemex desde 2009 y hasta el final del sexenio de Felipe Calderón, ahora Juan José Suárez Coppel se ha sumado al consejo de administración de la empresa Jacobs Engineering Group.

Esto no tendría nada de especial, si no fuera porque la empresa que ahora preside tiene una relación con la paraestatal, lo que ha sido señalado como un conflicto de interés.

Reportes de prensa indican que Jacobs Nederland BV, subsidiaria de la compañía, cuenta con un contrato vigente con Pemex Refinación vinculado con diversas tareas en la nueva refinería de Tula. De hecho, este contrato se reveló el 1 de octubre del año pasado, justo dos meses antes de que concluyera la pasada administración, y con ella la labor de Suárez Coppel al frente de Petróleos Mexicanos.

No es la primera vez que una subsidiaria de Jacobs colabora con Pemex.

En 2004 otra obtuvo un contrato para la construcción de 18 plataformas para el activo Ku Maloob Zaap con una inversión de 2 mil 500 millones de dólares. El Juan José Suárez Coppel debió esperar por lo menos un año para integrarse a su actual trabajo, debido a que el Artículo 9 de la ley Federal Administrativa de Responsabilidades de los Servidores Públicos así lo dispone, con el fin de evitar que ex funcionarios hagan uso de ventajas o influencias de sus anteriores cargos.

Follow Us on Social

Most Read