Monterrey, 22 Dic.- Todo esfuerzo tiene una recompensa y el equipo femenil del club de futbol Monterrey demostró que

 con arduo trabajo y mucho corazón se pueden lograr grandes cosas y el Apertura 2019 fue su reconocimiento, pues consiguió el primer campeonato en la historia del club.

Para Rayadas, la tercera fue la vencida, ya que después de dos subcampeonatos obtenidos, por fin pudieron levantar su primer trofeo de la Liga MX Femenil, que fue la "cereza del pastel" después de una temporada de ensueño, al conseguir prácticamente todo.
Lo ganan todo

El Apertura 2019 fue el torneo en el que el equipo regiomontano mostró su poderío, pues en la primera edición de la liga en la que se clasifica a los equipos en una sola tabla, fue líder general prácticamente toda la temporada.

Con 16 victorias y dos derrotas, acumularon 48 puntos, con los que rompieron el récord de mayor cantidad de puntos en un torneo, superando incluso a los clubes varoniles.

En esta temporada también tuvieron la mejor ofensiva con 52 tantos y la segunda mejor defensiva, con sólo 16 goles en contra. En lo individual, la delantera Desirée Monsiváis alcanzó su segundo título de goleo, esta vez al lado de la jugadora de Pachuca, Viridiana Salazar, pues ambas anotaron 17 goles.

No cabe duda que Monsiváis es una de las jugadoras más representativas de las Rayadas, pues siempre sale a relucir su calidad, presente en los momentos cumbre del equipo y en el conteo de goleo individual.

Ella también se superó a sí misma con el título obtenido, pues rompió su récord goleador por mucho; su mejor marca fue en el Apertura 2018, en el que también se adjudicó el título, pero con 13 dianas.
Camino a la gloria

La temporada regular fue perfecta para las del norte e iniciaron su camino en la liguilla ante Atlas, que calificó como octavo de la tabla general.

La ida en el estadio Jalisco no tuvo mucha repercusión en el resultado, pues empataron 0-0, sin embargo, Rayadas regresó al estadio de Monterrey a ganar 1-0, con anotación de Diana Evangelista.

Su segundo rival, esta vez en semifinales, fue Águilas del América, que no fue rival fácil, pues en la ida, en las instalaciones de Coapa, empataron el marcador 2-2, lo que significaba una ventaja para las del norte por los dos goles de visitante. La vuelta fue un partido muy duro, que al final supieron sacar por 2-1 (4-3 global).

Con este resultado, el plantel femenil de Monterrey llegaba a su tercera final, una más ante el acérrimo rival, Tigres, que se había colado al partido por el campeonato con una remontada épica sobre Pachuca, que llevaba ventaja de 3-1 al estadio Universitario, sin embargo, las "felinas" salieron victoriosas 4-0 (5-3 global).

En el juego de ida de la final, lo equipos de la "Sultana del Norte" empataron 1-1, con goles de Annia Mejía por Rayadas y de Belén Cruz, por parte de las universitarias. La vuelta fue un partido muy balanceado, en el cual ninguno de los equipos se dejaba hacer daño, sin embargo, Diana Evangelista encontró la portería y llevó a Rayadas a su primer campeonato.

Esta fue la tercera edición de la final regia, con lo que se confirmó el dominio de los equipos de Nuevo León en la Liga MX Femenil, específicamente de Tigres, pues además de haberle ganado dos finales a Monterrey, era la cuarta vez que accedía al partido por el campeonato, donde pudo haber alcanzado su tercer título.
El inicio doloroso de un campeón

No siempre las cosas fueron color de rosa para Monterrey femenil, todo sueño se tiene que comenzar a forjar desde cero y en cuanto se inició el proyecto de la liga femenil en 2017 con la Copa, las albiazules no eran lo que son ahora, pues concluyeron como último de su grupo y solo pudieron conseguir un triunfo y cayeron en dos ocasiones.

En el primer torneo, el Apertura 2017, en el que se clasificó a los equipos en dos grupos, las regiomontanas se incluyeron en el Dos, junto con Tigres, Chivas, Atlas, Querétaro, Necaxa, León y Santos.

De la mano de Gustavo Leal, el equipo terminó como tercero de grupo y no calificó a la liguilla, pues en ese entonces solo clasificaban los dos primeros de grupo directo a semifinales.

Fue con la llegada de Héctor “Tito” Becerra al banquillo, para el Clausura 2018, que comenzaron los buenos resultados.

Calificó como primero de grupo y líder general con 34 unidades que le dejaron 11 victorias, un empate y solo dos derrotas, fue entonces cuando llegó a la primera final ante su máximo rival.

Al siguiente torneo aflojaron el paso, pero llegaron a liguilla como terceras del grupo y quintas general; además, la “Arquitecta del gol” fue campeona de goleo por primera vez. En cuartos de final, Chivas fue mejor que ellas y las eliminó.

En el Clausura 2019 retornó al liderato general, se colocó nuevamente en la final ante su máximo contendiente y fue subcampeón por segunda vez.

Sin embargo, Rayadas de Monterrey no agachó la cabeza, se levantó del duro golpe tras perder la final y se afianzó como el equipo más poderoso del torneo, demostró en cada partido que es un equipo competitivo y se ganó el título del nuevo monarca de la Liga MX Femenil.
El esfuerzo no fue reconocido

Una vez concluido el ciclo del Apertura 2019, Rayadas le dio algo muy importante la institución al conseguir el objetivo de alzar la copa, sin embargo, no fueron recompensadas de la mejor manera por la hazaña.

En días posteriores al campeonato, se manejó información en los medios de comunicación, en el sentido de que la directiva del club regiomontano incumplió su promesa de darle un bono monetario y una tablet a las jugadoras del plantel femenil, pues solamente recibieron el aparato electrónico.

Esta noticia causó indignación entre la gente, sobre todo en los aficionados a la “Pandilla”, pues una vez más se hacía distinción entre la rama varonil y la femenil, lo que causó revuelo, a tal grado que una empresa cervecera dijo que ellos recompensarían monetariamente a las futbolistas, como reconocimiento a su esfuerzo.

A todo esto, la directiva albiazul salió a su defensa, al decir que no prometieron nada, solo cumplieron con el contrato, sin embargo, hablarían con las chicas del plantel, para ver en lo que se podía mejorar.

"No se prometió el bono, fue una mala comunicación, pero vamos a hablar con ellas, con la mayor objetividad posible. El tema de las tablets es una costumbre del club, aquí todo lo que se promete se cumple; revisaremos en qué podemos ser mejores”, dijo el presidente deportivo, Duilio Davino, en entrevista con una cadena de televisión.

La Liga MX Femenil está en ascenso, sin embargo, aún hay muchas cosas por mejorar, lo que no está en duda es que Rayadas se esforzó y logró llegar al objetivo en común de todas las jugadoras: el campeonato.

Follow Us on Social

Most Read