MÉXICO, 13 de febrero 2022.- La Máquina del Cruz Azul vive un momento turbio en las altas esferas y hoy en el tema cancha volvieron a las andadas. A menos de diez minutos del

final, les remontaron el marcador los Rayos del Necaxa.

Los Cementeros iban ganando por la mínima ante el Necaxa, y fueron alcanzados al 83 con el empate, para luego sucumbir al 94, para terminar con marcador de 2-1 a favor de los hidrocálidos.

Fue al minuto 30 que Idekel Domínguez abrió paso a la Máquina, pues cometió un traspié dentro del área y el silbante decretó penal. Juan Escobar adelantó a la Máquina apenas al 33, por medio del tiro penal. Con potencia y al centro, el paraguayo venció al portero Luis Malagón.

La Máquina fue poco a poco colocando más gente en el campo rival, pero entre todos los debutantes como Ángel Romero, Iván Andrés Morales y Christian Tabó no hubo complicidad en el ataque. Sin posesión, sin ataque coordinado, poco a poco replegó el cuadro azul dirigido por Juan Máximo Reynoso.

Así, Necaxa emparejó poco a poco las acciones, sin que la Máquina pudiera ofender. Milton Giménez remató con potencia en el área de cabeza, al 83. Mandó el balón al fondo de las redes y los fantasmas de las "cruzazuleadas" volvieron.

Y sería el recién ingresado Rodrigo Aguirre quien marcó la voltereta definitiva. En un tiro libre al 94, el cuadro visitante se lanzó al área rival para buscar el triunfo en última instancia. Tras un par de rebotes, sin que la defensa pudiera despejar, llegó Aguirre para puntear y definir el triunfo final.

Así, pese a que no estuvo en la cancha, Jaime Lozano ya dirigiendo al equipo necaxista triunfó en su debut, y mandó una señal de alerta a una máquina que durante la semana se sacudió por temas extra cancha. El liderato tendrá que esperar para los celestes, que se quedan en la tercera posición, mientras que los Rayos ascienden al décimo escalón de la tabla general.

 

Follow Us on Social

Most Read