Ahora sí y con mayúsculas se ganaron el repudio y el desprecio social y miré que les hemos aguantado muchas. Y no vamos a jugar con aquello que se le han aplicado