El ministro del interior francés Gerald Darmanin declaró que el acuerdo estipula la creación de una unidad de inteligencia francés-inglesa para compartir información sobre las redes de narcotraficantes.

La secretaria del interior de Gran Bretaña Priti Patel afirmó que esa nueva unidad “luchará contra estas pandillas responsables del nefasto tráfico de personas”.

Patel cruzó el Canal de la Mancha y llegó a la ciudad francesa de Calais para firmar el pacto con Darmanin. Calificó de “insostenibles” los niveles de migración por esa vía.

“A pesar de todas las medidas tomadas hasta la a fecha por la agencias policiales -- como la intercepción de barcos, los arrestos, la devolución de personas a Francia y el encarcelamiento de los responsables -- las cifras siguen en aumento”, insistió Patel. “Esto simplemente no puede continuar”.

El tráfico de personas por el Canal de la Mancha y el surgimiento de campamentos de migrantes en la costa norte de Francia han surgido como problemas difíciles para ambos gobiernos.

La economía británica ha estado atrayendo obreros para trabajar en la agricultura y en restaurantes. Varios campamentos de migrantes han sido erigidos en Calais, pero suelen ser dilapidados, hacinados y violentos, tanto así que uno fue apodado “La Jungla”.

Follow Us on Social

Most Read