aéreo de Irán, que en la víspera había lanzado ataques en Irak y Siria contra lo que definió como "grupos terroristas".

 Islamabad aseguró que el ataque iraní del martes por la noche, cerca de la frontera compartida entre ambos países, es "completamente inaceptable".

Irán no ofreció de inmediato ningún comentario oficial, pero su agencia de noticias estatal Nour News informó que el ataque destruyó los cuarteles en Pakistán del grupo yihadista Jaish al-Adl.

"Hace unos minutos, dos importantes cuarteles del grupo terrorista Jaish al-Adl fueron atacados en Pakistán. Los cuarteles fueron destruidos con cohetes y drones", publicó este medio en la red social X.

Esta organización formada en 2012 está catalogada como grupo terrorista por Teherán y ha realizado varios ataques en suelo iraní.

El Ministerio de Relaciones Exteriores pakistaní convocó al representante de Irán en Islamabad para protestar contra "una violación injustificada de su espacio aéreo".

En la víspera, Irán había lanzado ataques de misiles contra "un cuartel de espionaje" y objetivos "terroristas" en el Kurdistán iraquí y en Siria.

Irán y Pakistán se acusan con frecuencia de apoyar a militantes para que realicen ataques desde el otro lado de la frontera, pero es poco común que fuerzas oficiales de ambas partes se enfrenten.

Cuentas en redes sociales de usuarios pakistaníes aseguran que las explosiones tuvieron lugar en la provincia de Baluchistán, donde ambos países comparten una frontera escasamente poblada de casi mil kilómetros.

Follow Us on Social

Most Read