"Es verdad que faltan datos [móviles], pero falta medicamentos también", fue la respuesta que dio el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, al ser preguntado sobre ese tema, sin admitir intervención del Gobierno en el bloqueo. Por el contrario, Rodríguez acusó a Estados Unidos de llevar a cabo una campaña en Twitter, a través de la etiqueta #SOSCuba, para incitar el malestar social en la isla.

"Cerrar el acceso a la tecnología, cerrar los canales de información, eso no hace nada para responder a las necesidades y legítimas aspiraciones del pueblo cubano", dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price al abordar la situación en Cuba, por lo que Washington llamó al rápido restablecimiento de "todos los medios de comunicación, los digitales y no digitales”.

#Cuba: aumenta represión contra activistas y periodistas

El que la mayoría de los cubanos siga sin acceso a internet en sus celulares, supone un apagón casi total, ya que en la isla son una pequeña minoría los hogares que se pueden permitir una conexión wi-fi.

El servicio de internet móvil quedó deshabilitado el domingo al extenderse las protestas de cubanos por todo el país, alentados por un video en el que vecinos de San Antonio de los Baños (30 km al este de La Habana) se lanzaban a las calles para protestar por la falta de alimentos y medicinas y los cortes de luz, en medio de una grave crisis económica y sanitaria.

Expertos creen que el Gobierno ha cortado internet para evitar que esto se repita, aunque también consideran que la medida podría ser contraproducente al aumentar el descontento de la población con las autoridades. De hecho, el corte de datos ha interrumpido la rutina de parte de los trabajadores del país, ya que el trabajo a distancia se ha generalizado durante la pandemia en algunos sectores como el de la educación, donde se eliminaron las clases presenciales.

En las inéditas y más importantes manifestaciones en los últimos 60 años en la isla cubana se ha registrado hasta ahora la muerte de un hombre yal menos 150 personas detenidas según reporte de Human Rights Watch.

Follow Us on Social

Most Read