Por segundo día consecutivo, miles de personas salieron a las calles este jueves (25.11.2021) en las Islas Salomón, en Oceanía, para exigir la dimisión del primer ministro. Las manifestaciones han subido de tono y esta jornada varios edificios fueron incendiados -una comisaría entre ellos-, e incluso hubo un intento de tomarse el Parlamento. Como telón de fondo de esta situación se encuentran China y Taiwán.


El primer ministro, Manasseg Sogavare, decidió en 2019 romper relaciones con Taiwán y reconocer al gobierno de Pekín. Esto provocó malestar en la población, que tiene fuertes vínculos con Taipéi, ira que se desató esta semana especialmente entre los habitantes de la vecina isla de Malaita. Estos se quejan también de abandono por parte de las autoridades de Honiara, la capital de las Islas Salomón.


Testigos presenciales y medios locales indicaron que una multitud desafió el toque de queda decretado por el gobierno y tomó las calles. Las imágenes en directo mostraban varios edificios en llamas, con columnas de humo elevándose hacia el cielo. Sogavare se reivindicó al frente de la nación y lamentó "un acontecimiento triste y desgraciado que busca tumbar un gobierno democráticamente elegido".

Objetivo: comunidad china


En los disturbios, los manifestantes se centraron en negocios gestionados por la comunidad china, lo que llevó a la embajada de ese país a expresar su "grave preocupación” y pedir al gobierno de Sogavare que "fortalezca la protección” de las empresas y personal chinos.


El portavoz de la cancillería china, Zhao Lijian, aseguró estar seguro de que el Gobierno de Sogavare podrá "restaurar el orden y la estabilidad rápidamente”, y sostuvo que las relaciones entre China e Islas Salomón se han desarrollado "bien estos dos años”, pese a que las comunidades han rechazado sistemáticamente los programas de ayuda enviados por Pekín.


Por su parte, el primer ministro australiano, Scott Morrison, anunció el despliegue de fuerzas militares y policiales para mantener la paz en Islas Salomón, ubicado a unos 1.500 km de su costa nororiental. "Nuestro propósito aquí es aportar estabilidad y seguridad", dijo Morrison, indicando que había recibido una solicitud de asistencia de su homólogo salomonense.


Islas Salomón mantuvo relaciones diplomáticas con Taiwán entre 1983 y 2019, pero en 2019 decidió reconocer a Pekín, cuyo régimen considera a Taiwán una provincia rebelde.

Follow Us on Social

Most Read