que mantendrán los bloqueos en carreteras para exigir la renuncia de la fiscal general, a quien acusan de persecución contra el presidente electo Bernardo Arévalo, tras fracasar una reunión con el gobernante Alejandro Giammattei y delegados de la OEA.

 Seis representantes de organizaciones indígenas conversaron en la Casa Presidencial, en la capital, con Giammattei y una misión mediadora de la Organización de Estados Americanos (OEA), y pidieron al mandatario solicitarle la renuncia a la polémica fiscal Consuelo Porras.

Sin embargo, Giammattei les dijo que por ley no puede hacer ese pedido, dijo a periodistas el líder indígena Luis Pacheco, dirigente de la organización de 48 cantones del municipio de Totonicapán (oeste).

"El pueblo quiere seguir la lucha", declaró Pacheco, tras salir de la reunión, acompañado por cientos de manifestantes.

::: Once días de bloqueos :::

Desde hace 11 días, miles de manifestantes mantienen los bloqueos para exigir la salida de Porras, el fiscal Rafael Curruchiche y el juez Fredy Orellana, luego de que éstos ordenaron allanar el tribunal electoral por presuntas anomalías en las elecciones disputadas en primera y segunda ronda, en junio y agosto pasados.

Los tres funcionarios, calificados por Estados Unidos como "corruptos" y "antidemocráticos", son señalados por el opositor Arévalo, de 65 años, de orquestar un "golpe de Estado" para evitar que asuma el poder el 14 de enero.

Este jueves, la Fiscalía volvió a presionar al Ministerio del Interior para que proceda al desalojo de los bloqueos, según lo ordenado por la Corte de Constitucionalidad que acogió la semana pasada un recurso de amparo presentado por empresarios.

Los cierres se mantienen en casi un centenar de tramos de carreteras, incluidos pasos a fronteras con México, El Salvador y Honduras.

"La lucha es por el bien de la democracia", agregó luego Pacheco, frente a la sede central de la fiscalía, en la capital, adonde los manifestantes permanecen en plantón desde la semana pasada.

Follow Us on Social

Most Read