en la Casa Blanca al rey Abdalá II de Jordania y a su esposa, la reina Rania, con la guerra en Gaza como principal tema en la agenda. "Estamos trabajando activamente por la paz, la seguridad y la dignidad tanto para el pueblo palestino como para el pueblo israelí. Y estoy trabajando en esto día y noche", dijo Biden a los periodistas tras el encuentro.

 "Estados Unidos está trabajando en un acuerdo de rehenes entre Israel y Hamás, que traería (un) período inmediato y sostenido de calma a Gaza durante al menos seis semanas", añadió. E insistió en que "necesitan ser protegidos" los civiles que se refugian en Rafah, al sur de la Franja de Gaza, en la frontera con Egipto.

"Necesitamos un alto el fuego duradero ahora", dijo el monarca jordano. "No podemos permitir un ataque israelí contra Rafah, eso produciría una catástrofe humanitaria", añadió. Es la primera visita del rey de Jordania a la Casa Blanca desde el inicio de la ofensiva israelí en Gaza el 7 de octubre y también desde el ataque del 28 de enero en el que murieron tres soldados estadounidenses en territorio jordano.

Biden y el rey de Jordania debían hablar sobre los esfuerzos de Washington para "apoyar al pueblo palestino", incluyendo un aumento de la ayuda humanitaria y "una visión de paz duradera que incluya una solución de dos Estados", adelantó la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

El martes, el rey Abdalá II se reunirá con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y con miembros del Congreso antes de viajar a Canadá para seguir con su gira internacional. Después de Canadá, los reyes también viajará a Francia y Alemania antes de regresar a Jordania.

Follow Us on Social

Most Read