No soy neoliberal ni represento el sector privado, ese es el argumento falaz de la 4T para desacreditar a quienes no estamos a favor de La reforma eléctrica.

Como está plantada es regresiva y destructiva, deja casi al final de la fila el despecho de energías limpias (eólica y solar) producidas por los privados. Muchos de ellos productores pequeños y nacionales. Al eliminar los órganos reguladores del mercado busca de manera unilateral definir los costos de la energía. Al pagar poco y dejarlos al final, dejará de ser negocio y los obligará a cerrar o vender sus activos y así sacarlos del mercado. Es una confiscación disfrazada para recuperar el modelo monopólico setentero e ineficiente.

La CFE por sí sola no es capaz de satisfacer la creciente demanda de energía, por ello ante el crecimiento de la industria en general y la maquiladora en particular era necesario que los privados generarán su propia energía y los excedentes venderlos para incrementar la oferta. El gobierno de la 4T poco ha hecho para generar energías limpias. A diferencia de lo que dice AMLO, las hidroeléctricas no son las mejores fuentes generadoras de energía. Para generar energía con agua, hay que construir enormes presas que almacenan el agua desviada de varios ríos, lo que afecta gravemente el medio ambiente y los ecosistemas locales a los que deja sin agua. Requiere enormes turbinas que en muchos casos utilizan combustibles fósiles y contaminan. La energía más barata es la que produce el viento y el sol.

Pemex al refinar petróleo produce cada vez más combustóleo para el que ya no hay mercado en el extranjero por ser altamente contaminante. El único “cliente” que lo compra o al que se lo regalan es a la CFE. En vez de invertir para acelerar la transición energética la 4T le apuesta a una refinería y a producir más energía con combustóleo y carbón sin importarle el derecho de los mexicanos a un medio ambiente sano y a la salud.

Otra falsedad es que las energías limpias no dan confiabilidad al sistema eléctrico por que no siempre hay viento o luz solar. Para ello existe la capacidad de almacenamiento. El Reino Unido ya produce más de la mitad de su energía con fuentes limpias. Los países nórdicos además de satisfacer su demanda, exportan a otros países. La propuesta de reforma eléctrica simplemente responde a fobias ideológicas de López Obrador y a su visión retrógrada contraria a lo que debe ser el desarrollo sostenible.

Mejor que se dediquen a evitar el robo de luz a través de “diablitos” que causan pedidas multimillonarias a la CFE y dejar de condonar deudas a sus paisanos por el impago del servicio eléctrico. Otra falsedad de AMLO es afirmar que la mayoría de los hogares paga más que una tienda OXO, alrededor de 5 pesos por KW eso pagan los grandes consumidores, la mayoría pagamos menos de 1 peso por KW.

Es de risa escuchar que “la energía era nuestra y nos la están regresando”. ¿Cuándo ha sido nuestra?  o que los privados se roban la Luz, cuando ellos la producen más barata, más limpia y los excedentes se lo entregan a la CFE para reventa, a precios que le generan ganancias. ¿A donde van esas ganancias? A pagar las pensiones de los empleados de la CFE y a las arcas de Hacienda para seguir financiando los programas clientelares de la 4T disfrazados de sociales. De consumarse la reforma, la CFE no podrá generar la energía necesaria, habrá apagones, será más sucia y más cara, y para no cobrar las tarifas reales las subsidiará, destinando enormes cantidades de dinero en vez de invertir en infraestructura, escuelas, hospitales, medicamentos. etc.

Follow Us on Social

Most Read