La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, recibió al alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, con quien acordó
fortalecer los mecanismos de asilo y protección a refugiados, y colaborar en el cumplimiento de las obligaciones internacionales de México en la materia.
Sánchez Cordero destacó que México mantiene una tradición de refugio y quiere seguir siendo un país hospitalario con perspectiva de trato humanitario y de respeto a los derechos humanos, e informó que del 1 de diciembre de 2018 al 30 de agosto, el número de personas que ha solicitado refugio aumentó a 48 mil 254.
Lo anterior representa un incremento de 45.89 por ciento en comparación con la anterior administración; por nacionalidad, los solicitantes de refugio provienen de Honduras, 23 mil 64; El Salvador, seis mil 671 y Cuba, cinco mil 371.
Según Notimex, le siguen Venezuela, con cuatro mil 882 solicitudes de refugio; Haití, dos mil 876; Guatemala, dos mil 361 y Nicaragua, mil 722.
De ahí que uno de los pilares primordiales de la Secretaría de Gobernación (Segob) en su política de derechos humanos y migración, es el refugio, porque considera importante proteger a las personas que salen de sus países para salvar sus vidas.

Follow Us on Social

Most Read