México, 15 de noviembre 2022: El dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a nivel nacional, Alejandro Moreno, aseguró que esa fuerza política está

firme en rechazar la iniciativa de reforma electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Anteriormente, el PRI había apoyado a Morena para extender la presencia del Ejército en labores de seguridad pública.

“Se los digo para que no haya suspicacias: el PRI va a votar en contra de cualquier iniciativa de reforma que lastime la autonomía, que debilite al Instituto Nacional Electoral (INE) o al Tribunal Federal Electoral”, afirmó “Alito” en conferencia de prensa.

Destacó que el PRI y el resto de los partidos, con excepción de Movimiento Ciudadano (MC), participan en un grupo que analiza más de 100 iniciativas que existen en materia electoral, pero advirtió que una reforma constitucional tiene que salir obligadamente por consenso.

“El voto (del PRI) es en contra de lo estructural, de lo formal, de lo que lastime la autonomía, debilite al órgano electoral y rompa el régimen democrático. En el PRI jamás votaremos nada de eso”, insistió.

Por otra parte, ante las marchas del domingo en una treintena de ciudades para exigir un freno a la reforma electoral, ayer el Presidente López Obrador minimizó los reclamos.

“Los que se manifestaron lo hicieron a favor de la corrupción, del racismo, del clasismo, de la discriminación”, dijo.

-Necesario el PRI para aprobar reforma electoral

Para concretar la aprobación de la reforma electoral que impulsa el Presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena y sus aliados requieren alcanzar 334 votos de los 500 posibles en la Cámara de Diputados y actualmente cuenta con 276 legisladores en el bloque oficialista; por lo que necesita al menos 58 votos del bloque opositor.

Ante los señalamientos de que el PRI podría negociar la reforma, su dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, aseguró que su partido está firme en rechazar la iniciativa; sostuvo que lastima la autonomía de la autoridad electoral y debilita al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Se los digo para que no haya suspicacias: está claro, el PRI va a votar en contra de cualquier iniciativa de reforma que lastime la autonomía, que debilite al Instituto Nacional Electoral o al Tribunal Federal Electoral.

Hace unos días, el secretario de gobernación, Adán Augusto López, afirmó que hay un grupo de trabajo, en el que participan diputados priistas, para construir la reforma electoral. “Sí hay conversación en aras de construir una reforma electoral, que tiene como base la iniciativa que envió el presidente, pero hay como 40 iniciativas más de los diversos grupos parlamentarios presentadas respecto al tema electoral”.

Especialistas subrayaron que será clave el papel de los diputados priistas y los efectos de una posible división para frenar o que avance la enmienda.

“La posición del PRI va a ser clave porque es el partido bisagra que puede dar el sí o no para que este tipo de reformas pasen. En el tema de la reforma por la militarización, ya vimos que el PRI está dividido; así que está de pronóstico reservado”, comentó el académico Jorge Rocha.

Por su parte, Claudio X González Guajardo, de Sí por México, espera que el PRI se mantenga en contra de la desaparición del INE y resista la presión. “La iniciativa del presidente pretende cooptar al Instituto y convertirlo en comparsa. Confiamos en que el PRI sepa defender la democracia, las libertades y al Instituto.

-Minimiza AMLO la megamarcha

El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), calificó la marcha en contra de la reforma del Instituto Nacional Electoral (INE) como un “striptease” político del conservadurismo en México. Argumentó que la supuesta agresión al INE no tiene fundamento y sostuvo que su iniciativa busca fortalecer la democracia y protegerla, porque todavía hay riesgos de fraudes electorales.

“Lo del INE fue una excusa, una bandera, pero en el fondo los que se manifestaron, lo hicieron en contra de la transformación que se está llevando en el país”.

El titular del Poder Ejecutivo Federal calculó que en la marcha participaron alrededor de 60 mil personas, cifra superior a lo anunciado por las autoridades de la Ciudad de México; consideró que no acudieron al Zócalo porque no hubiesen llenado “ni la mitad” de la plancha de la Plaza de la Constitución.

Follow Us on Social

Most Read