CDMX, a 7 de noviembre de 2022: El asesinato de una joven en la Ciudad de México desató acusaciones el lunes sobre

que las autoridades de un estado vecino arruinaron intencionalmente su autopsia para encubrir al asesino.

La muerte de Ariadna López, de 27 años de edad, sacó a relucir todos los temas que han enfurecido a las mujeres en México: Funcionarios que culpan a la víctima, mala investigación policial y faltas éticas que han llevado a un creciente número de feminicidios sin resolver.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que el fiscal del estado de Morelos, al sur de la capital mexicana, tenía vínculos con el presunto asesino de la mujer, aunque se negó a precisar esos supuestos vínculos.

“Se entiende que el fiscal general de justicia de Morelos quiso ocultar al feminicida de Ariadna, presuntamente por sus nexos con el probable feminicida”, aseveró Sheinbaum.

El cuerpo de la mujer fue encontrado la semana pasada en Morelos, por lo que las autoridades de ese estado fueron las primeras en investigar.

El fiscal de Morelos, Uriel Carmona, dijo que un examen forense del estado mostró que López se ahogó con su propio vómito como resultado de una intoxicación. Pero las autoridades de la Ciudad de México dijeron el domingo que tenían pruebas de que había sido asesinada en la capital del país.

La oficina de Carmona no comentó sobre la acusación de Sheinbaum de que la autopsia estuvo mal hecha o que había sido parte de un encubrimiento.

La oficina anticorrupción del estado de Morelos anunció posteriormente el lunes que había abierto una investigación sobre posibles delitos y presuntos actos de corrupción cometidos por personal de la fiscalía del estado de Morelos.

El domingo, la fiscal general de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, dijo que una autopsia realizada por expertos de la capital encontró “diversas lesiones por golpes” en el cuerpo de López y señalaba que la causa de la muerte había sido “trauma múltiple”.

López fue encontrada sin vida en la orilla de un camino la semana pasada en el estado de Morelos, donde se encuentra la ciudad de Cuernavaca, un destino popular de fin de semana para los residentes de la Ciudad de México. Había sido reportada como desaparecida luego de haber ido a un restaurante con el sospechoso y su novia, y luego visitar su apartamento, de acuerdo con las autoridades de la capital del país.

El lunes, Sheinbaum mostró una imagen de las cámaras de seguridad del edificio de apartamentos que presuntamente mostraba al sospechoso caminando por un sótano con el cuerpo inerte de una mujer sobre el hombro.

El sospechoso, que al parecer era amigo de la víctima, se entregó el lunes a la fiscalía de la ciudad norteña de Monterrey y dijo que era inocente del asesinato. Otra mujer, descrita como novia del sospechoso, fue arrestada en la Ciudad de México.

Algunos vieron indicios de incompetencia policial desde el principio. López desapareció el 30 de octubre en un vecindario de moda del centro de Ciudad de México. Su cuerpo no se encontró hasta días después, cuando unos ciclistas la descubrieron en un camino que lleva de Ciudad de México a Morelos.

Su cuerpo fue identificado por sus familiares sólo gracias a que los ciclistas que la hallaron tomaron fotos de sus tatuajes y las publicaron en internet con el fin de ayudar a que fuera identificada.

El lunes, decenas de mujeres y simpatizantes se manifestaron en el centro de la Ciudad de México para exigir justicia en el caso de López.

Sentimos “impotencia, sobre todo enojo”, manifestó Omar Rodríguez Díaz, hermano de la víctima. “Nos tratan como basura, y eso es triste”.

“Queremos justicia y que el fiscal Uriel Carmona tenga consecuencias. Sus palabras, se burló de todo México y de todas las mujeres”, dijo Rodríguez Díaz.

Sheinbaum es considerada una de las principales aspirantes para sustituir al presidente Andrés Manuel López Obrador en las elecciones de 2024. La disputa del lunes establece un conflicto con el gobernador del estado de Morelos, que es aliado de López Obrador pero no miembro de su partido Morena.

Pero la capital del país también tiene sus propios problemas con los asesinatos de mujeres. Una joven, Lidia Gabriela, aparentemente se arrojó de un taxi y murió en una calle de Ciudad de México el miércoles. Los testigos dijeron que Gabriela pensó que el taxista estaba tratando de secuestrarla y por eso saltó del vehículo.

El estado de Morelos ha tenido un periodo particularmente grave de asesinatos de mujeres.

El viernes se encontraron los cuerpos de cinco mujeres en la ciudad morelense de Cuautla, al sur de Ciudad de México. Los cadáveres fueron encontrados en dos puntos diferentes de la ciudad.

El fiscal del estado de Morelos dijo que los asesinatos parecían haber sido cometidos por una banda de narcotraficantes, posiblemente como parte de algún tipo de disputa. Carmona dijo que los cuerpos fueron encontrados cerca de un letrero hecho a mano como los que suelen utilizar las bandas de narcotraficantes.

Follow Us on Social

Most Read